Rechazan exprocuradores la tesis del complot en el asesinato de Posadas

jueves, 20 de junio de 2002
México, DF - Cinco exprocuradores federales manifestaron su pesar por el hecho de que en torno al caso del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo se esté imponiendo en la opinión pública la versión de un complot en contra del prelado sobre la tesis de la muerte por "confusión", ya que la primera versión se fundamenta en dichos de "delincuentes y asesinos" y no en un trabajo responsable de investigación En comunicado de prensa, los extitulares de la Procuraduría General de la República Jorge Carpizo, Antonio Lozano Gracia, Humberto Benítez Treviño, Diego Valadés y Jorge Madrazo aseguran que en ningún momento se ha podido demostrar la validez de ninguna hipótesis más que la de la confusión, y que la tesis del complot se basa en supuestas "pruebas contundentes" que en realidad son declaraciones de testigos poco confiables "Es frustrante que pesen más los dichos de delincuentes y asesinos que el trabajo responsable y profesional de cientos de servidores públicos" que trabajaron durante varios años en el caso, deploran Los exprocuradores señalan que "en las diversas etapas en que fuimos responsables de la investigación, ésta se llevó apegada a derecho y de cara a la sociedad Se hizo un esfuerzo que constituye un éxito de la procuración de justicia en México, porque desde una semana después del asesinato ya se conocía la verdad, misma que se ha comprobado en las otras dos investigaciones que se han realizado Cada uno de nosotros responde a las actuaciones realizadas en su respectivo periodo" Citan que en 1995, debido a la enorme cantidad de rumores y especulaciones, "el gobierno mexicano decidió investigar ocho hipótesis partiendo de cero, y sólo una se confirmó, la de la confusión, y así se volvió a probar que la PGR estaba, desde 1993, en lo correcto" Recuerdan que la tesis inicial era que el cardenal Posadas murió "como resultado de una confusión durante un enfrentamiento entre dos organizaciones criminales de narcotraficantes" El auto en que viajaba Posadas, según esta tesis, habría sido confundido con el del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo" Según los exfuncionarios, la tesis de la confusión se basó en numerosas declaraciones y estudios periciales de alta calidad, en tanto que la tesis del "complot" se basa en declaraciones de testigos indignos de confianza La mayoría de estos testigos, dicen, "mintió en sus declaraciones", pues reprobaron la prueba del polígrafo y, además, algunos de ellos presentaban trastorno mental "Debe precisarse que a partir de 1998, durante la existencia del Grupo Interinstitucional, los exámenes a los testigos fueron realizados conjuntamente por peritos de la PGR y del gobierno de Jalisco Otros testigos, según se acredita en la averiguación previa, recibieron dinero, bienes y prebendas para declarar sobre un supuesto complot del que no existen datos ciertos que pudieran significar una línea de investigación seria", apunta el comunicado Así, llamaron a que las actuales indagatorias se basen únicamente en "elementos probatorios ciertos, con la finalidad de que México continúe siendo un país de leyes" y que la sociedad recupere la confianza en las instituciones de procuración de justicia19/06/02

Comentarios