Elude Sánchez Vargas hablar del 68 y el 71

viernes, 21 de junio de 2002
México, D F (apro)- Pieza fundamental en el "rompecabezas" del 2 de octubre de 1968 y el 10 de junio de 1971, Julio Sánchez Vargas no quiere saber nada del pasado Integrante de la comisión gubernamental que se encargó de negociar con el Comité de Huelga después de la matanza del 2 de octubre, así como de iniciar las averiguaciones previas contra los jóvenes arrestados en ambos sucesos, el exprocurador general de la República en los sexenios de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría rechaza hablar sobre el tema "De eso no voy a hablar, perdóneme", comenta al reportero antes de entrar a un exclusivo restaurante ubicado en la Zona Rosa, donde comió con el expresidente de la Cruz Roja, José Barroso Chávez --Pero señor, ¿cuándo va a decir su verdad? Vestido con un traje claro, impecable, el octogenario exfuncionario público, uno de los pocos sobrevivientes de aquella época, sonríe y, amablemente, extiende la mano en señal de despedida --¿Se presentará a declarar ante la Fiscalía Especial? Sánchez Vargas levanta los hombros y suelta una ligera sonrisa Enseguida, entra al restaurante escoltado por el expresidente de la Cruz Roja despedido hace unos días por el actual director de la benemérita institución En los documentos desclasificados del Cisen sobre el 68, Sánchez Vargas aparece en varios informes oficiales, sobre todo cuando rinde parte de los sitios donde fueron remitidos los jóvenes detenidos después de los sucesos ocurridos en la Plaza de las Tres Culturas También aparece como "cabeza" del grupo gubernamental que negoció, con autoridades universitarias y líderes estudiantiles, la liberación de parte de los detenidos que no tenían nada que ver con los hechos 20/06/02

Comentarios