México reconoce la hegemonía de EU en el mundo, dice Castañeda

viernes, 28 de junio de 2002
México, DF - La actual política exterior mexicana reconoce el hecho "incontrovertible" de que Estados Unidos es el país hegemónico en el mundo y que a él estamos estrechamente vinculados en numerosos aspectos; es una política exterior "realista", aseguró el secretario de Relaciones Exteriores, Jorge Castañeda En un mensaje dirigido al cuerpo diplomático acreditado en México, Castañeda Gutman señaló que sólo mediante la renovación de la política exterior mexicana se podrá consolidar la transición en nuestro país, al tiempo de anotar que la oposición, al centrar el debate en el cambio de la política internacional, lo único que quiere es evitar que la democracia se afiance Así, según el canciller, la política exterior deberá regirse por el concepto básico de que la potencia dominante en el mundo es Estados Unidos y nuestra dependencia de dicho país es grande e innegable Por ello, el único contrapeso del que nuestro país puede echar mano es incrementar su presencia a nivel internacional Mediante una reorientación de la política exterior, dijo, México deberá "participar más activamente en foros multilaterales, actuar como puente entre países y regiones, y desarrollar una relación estratégica con América del Norte" La nueva política deberá adecuarse, además, al México democrático que ahora somos y ya no más al país autoritario que fuimos Según apuntó, nuestro país, bajo el argumento de la defensa de la soberanía, ya no se puede sustraer a participar de forma global en temas como la jurisdicción internacional y la defensa mundial de los derechos humanos "En años reciente se ha desarrollado un nuevo sistema internacional que muestra una creciente tendencia hacia el surgimiento de normas y principios de jurisdicción universal, a los cuales no se puede oponer la soberanía del Estado en ámbitos como los derechos humanos, la democracia, las cuestiones de género, los derechos indígenas, el combate a crimen organizado y la corrupción" Aseguró que hay sectores de la vida política mexicana que insisten en que nada cambie en materia de política exterior, porque tienen la intención de que la democracia no prospere "El intenso debate actual acerca de la política exterior de México tiene un origen claro: durante varias generaciones no habíamos vivido una genuina alternancia en el poder El punto medular en el debate no gira en torno de los principios constitucionales de política exterior, ni tampoco de la conformación de una llamada política exterior de Estado, interpretada sólo por los partidos políticos y su forma de interpretar estos principios El punto central es la posibilidad de que la política exterior mexicana permita anclar el cambio democrático en nuestro país", dijo De la relación con Estados Unidos, señaló que deberá incluir el tema de la energía, el diálogo sobre materia migratoria y el tema sobre terceros países en el hemisferio, además de asuntos de la agenda global27/06/02

Comentarios