Denuncian arbitrariedades en la aprehensión de los presuntos asesinos de indígenas en Oaxaca

martes, 4 de junio de 2002
Oaxaca, Oax - Al tiempo que el gobernador José Murat culpaba a la marginación y la pobreza de la masacre de campesinos, ocurrida el viernes en Oaxaca, y se ufanaba de haber detenido con rapidez a todos los responsables, familiares de los detenidos denunciaron excesos policiacos y arbitrariedades en la aprehensión de los presuntos asesinos de 27 indígenas Mujeres de la comunidad de donde son originarios los 16 presuntos emboscadores denunciaron que la policía llegó "apuntándonos a todos" y a todos los cachearon, los ?culetearon? y se llevaron a golpes a los varones La denuncia fue hecha en la capital del estado por aproximadamente ocho mujeres de la comunidad de Las Huertas Las familias de inmediato recibieron ofrecimientos de ayuda de parte de la Red Oaxaqueña de Derechos Humanos para denunciar los abusos ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos Micaelina Martínez aseguró que los culpables están en otro pueblo, San Lorenzo, y que sin investigación previa la policía se llevó a sus familiares "La policía llegó ese sábado alrededor de las cuatro de la tarde y sin mediar nada comenzó a levantar a cuantos ahí se encontraban por eso, muchos fueron detenidos en la calle Llegaron disparando al aire y luego nos apuntaban" Además, dijo, los policías entraron a las casas y las saquearon Desapareció dinero, ropa y enseres domésticos, denunció Las detenciones se hicieron sin orden judicial de por medio, según informó la Red Oaxaqueña En tanto, Murat dio como un hecho que los detenidos son los responsables de la matanza, aun cuando no se les ha procesado y sentenciado "De los lamentables hechos ocurridos en Xochiltepec, la mayoría de los responsables se encuentran detenidos Sin embargo, hay otros muchos responsables indirectos de lo que padecen los grupos indígenas del país Aquellos que en su momento fueron encargados de las políticas sociales y que evadieron la responsabilidad que se les encomendó", dijo el gobernante oaxaqueño En declaraciones hechas a los medios de comunicación, Murat insistió que la culpa la tienen los gobierno federales presentes y pasados, que han dejado a Oaxaca en el abandono La masacre del viernes, apuntó, "tiene su origen en el racismo y la discriminación de la que han sido objeto desde las estructuras gubernamentales y algunos sectores de la sociedad nacional los indígenas y campesinos de México" En tanto, el presidente de la CEDH, Sergio Segreste, señaló que el organismo que preside investigará si, como denuncian las familias de los detenidos, hubo abuso u omisión de las autoridades de seguridad pública Se dio entrada, dijo, a las quejas de los familiares de los detenidos Agregó que en el fondo de esta tragedia está la pobreza y la marginación "Son tan pobres, que matan por defender y conseguir algo, en este caso una zona para poder explotar y vender la madera, aunque sea a precios ínfimos" Y en respuesta a lo que la víspera acusó Murat, en el sentido de que la Secretaría de Medio Ambiente dio permiso para explotar los bosques y así contribuyó al encono entre las comunidades, el secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, negó tal situación Además, ofreció la coadyuvancia del gobierno federal en el esclarecimiento de la masacre, y pidió no hacer juicios adelantados sobre los motivos y culpables de los hechos Descartó que la Procuraduría General de la República vaya a atraer el caso, pues hasta ahora, dijo, se trata de un asunto local En entrevista, agregó que el gobierno federal estará pendiente de los avances que haga la Procuraduría estatal para determinar las causas y responsables de la matanza03/06/02

Comentarios