Desestima Bravo Mena el diferendo Gil-Barrio

miércoles, 5 de junio de 2002
México, DF - Terminado amistosamente, en apariencia, el diferendo entre los secretarios de Hacienda y de la Contraloría, Francisco Gil y Francisco Barrio, el líder nacional del PAN, Luis Felipe Bravo Mena pidió no fijarse en el incidente, sino en el hecho de que éste fue superado de forma rápida y con buena disposición de ambos funcionarios para seguir adelante Bravo Mena aseguró que de los roces entre ambos secretarios se está haciendo una "tormenta en un vaso de agua" Además, descartó que el hecho afecte en forma alguna al PAN En conferencia de prensa, el líder panista dijo que los desencuentros entre funcionarios es algo normal "Hay que recordar lo que pasaba en administraciones pasadas", dijo Se hizo demasiado ruido respecto a los roces entre Barrio y Gil y no debe sólo atenderse a las diferencias, sino a que éstas se superaron de forma inmediata y a que existe total disposición para trabajar unidos y en acuerdo en los principios fundamentales, enfatizó El gabinete de Fox, dijo, está de acuerdo en las propuestas fundamentales hechas por el presidente en torno a las reformas estructurales del país Recordó que el origen del incidente fue la discusión sobre la importancia de la lucha contra la corrupción y de la reforma fiscal Bravo Mena aseguró que el presidente está convencido de que las reformas estructurales del país no se pueden lograr brindando impunidad a quien lesionó el estado de derecho Ese es el centro del asunto y no las declaraciones de los secretarios, dijo Los roces entre Gil y Barrio se sucedieron cuando el contralor dijo que Fox daba preferencia a la lucha contra la corrupción sobre la reforma fiscal Esto, porque el presidente sabía, dijo --gracias a un estudio realizado por la Secretaría de Gobernación--, que la investigación sobre los desvíos de recursos en Pemex le atraerían la animadversión del PRI y la falta de apoyo en materia fiscal Según Barrio, Fox contestó que para él, el caso Pemex era como "lingotes de oro" y la reforma fiscal como "cacahuates", y no cambiaría lo primero por lo segundo Gil, autor del proyecto --que fue rechazado en diciembre por el Congreso de la Unión--, se molestó y expresó que Barrio era un mentiroso o tenía Alzheimer, porque Fox nunca dijo tal cosa El presidente, en tanto, no ha desmentido a nadie y se ha limitado a señalar que el equipo está unido El líder panista agregó que no tiene por qué haber cambios en el gabinete luego de lo sucedido "No especulo sobre eso, yo creo que está claro que si ellos mismos, de manera rápida y de inmediato, han resuelto un diferendo y han mostrado una absoluta disposición a trabajar juntos, pues no tiene por qué sacarse mayores consecuencias de eso"

Comentarios