Acusan panistas a la PGJDF de "terrorismo político"

miércoles, 10 de julio de 2002
México, D F- Los asambleístas del Partido Acción Nacional (PAN), Walter Widmer y Federico Döring, acusaron a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) de cometer "terrorismo político y judicial" en favor de la exjefa de gobierno del Distrito Federal, Rosario Robles Así respondieron los diputados locales durante su comparecencia ante el Ministerio Público de esa dependencia judicial, a la que fueron citados como parte de la denuncia en su contra, interpuesta por el perredista Carlos Imaz por falsedad de declaraciones Döring aseguró que si se presenta ante la PGJDF no es por que sea culpable de algo, sino por haber cometido "un pecado" al hacer pública la corrupción que se dio durante la gestión de Rosario Robles como jefa del gobierno del Distrito Federal En ese sentido, se declaró inocente de cualquier cargo y sostuvo que tiene los fundamentos legales para demostrarlo El asambleísta de Acción Nacional consideró que citar a panistas y no a perredistas a declarar es una discrecionalidad de la aplicación de la justicia en el Distrito Federal También, dijo, es una venganza del titular de esta dependencia, Bernardo Bátiz, porque está "ardido", pues se vio expuesto política y jurídicamente ante la opinión pública, después de que se dio a conocer el amparo otorgado por el juzgado primero de distrito en favor de Robles, expresó Döring Con acciones como esta la procuraduría del Distrito Federal demuestra que es cómplice de Robles para no investigar la denuncia contra la exfuncionaria y actual dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), enfatizó Para Widmer, el citatorio de la PGJDF en su contra significa que esta dependencia está asumiendo la función de tutelar de Robles, pero si la procuraduría capitalina no presenta un recurso de revisión del caso en el que está involucrada Robles, entonces ésta sería llamada a declarar, comentó Durante la administración de Rosario Robles, Döring y Widmer denunciaron presuntas irregularidades en gastos hechos por el gobierno del Distrito Federal, y presentaron denuncias penales y administrativas contra la exjefa de gobierno Al paso de los meses, la PGJDF y la Contraloría capitalina investigaron el caso y concluyeron que no había delito qué perseguir, por lo que exoneraron a la entonces titular del gobierno capitalino 10/07/02

Comentarios