Defiende Bátiz el derecho de exlíderes estudiantiles a exigir justicia

miércoles, 10 de julio de 2002
México, D F- El procurador capitalino, Bernardo Bátiz, apoyó el derecho de los exdirigentes del movimiento estudiantil de 1968 a demandar castigo contra el expresidente Luis Echeverría y demás autoridades responsables de la matanza del 2 de octubre de ese año Luego de que Antonio Cuéllar Salas, abogado del exmandatario acusado, calificó de delincuentes a los activistas que fueron reprendidos aquel día, Bátiz recordó que el propio gobierno represor de entonces --encabezado por el presidente Gustavo Díaz Ordaz, quien tenía como secretario de Gobernación a Echeverría-- otorgó el perdón a los estudiantes Después de acusarlos de motín, daños en propiedad ajena y sabotaje, un año después quedaron en libertad, abundó el funcionario, quien el martes entregó a la Fiscalía sobre la "guerra sucia" un conjunto de expedientes que tenían las dependencias de seguridad capitalinas de la época Acerca del proceso de investigación que se realiza sobre Echeverría --quien ha sido interrogado dos veces--, Bátiz expresó: "Qué bueno que se está iniciando esto, que se investigue y que quienes entonces eran impunes porque tenían el poder, ahora puedan ser sujetos a un proceso" Los días 2 y 9 de julio, el expresidente se presentó ante el fiscal Ignacio Carrillo Prieto, quien le formuló una serie de preguntas, primero sobre los acontecimientos de 1968 y luego sobre la matanza del 10 de junio de 1971 En ambas ocasiones, Echeverría se negó a contestar y solicitó un plazo de entre 30 y 40 días para presentar una respuesta por escrito Sus detractores le imputan las decenas de muertes ocurridas en Tlatelolco, en 1968, y durante el Jueves de Corpus, en 1971, motivo por el cual, al salir el martes de la Fiscalía especializada en la "guerra sucia", lo llamaron "asesino" y pidieron prisión para el exsecretario de Gobernación del presidente Gustavo Díaz Ordaz

Comentarios