Mis críticos, frustrados, desequilibrados y envidiosos: Diego Fernández

miércoles, 10 de julio de 2002
México, DF - El líder del Senado, el panista Diego Fernández de Cevallos, admitió que las críticas vertidas por el PRD en su contra, por ejercer su profesión de abogado y legislar al mismo tiempo, le han afectado profesionalmente, puesto que ahora hay tantas personas que solicitan sus servicios, que no puede responderle a todas, lo cual le ha creado un "conflicto" Sin embargo, a pesar de reconocer que sus críticos le han hecho buena publicidad, dijo que ésta en exceso es negativa Además, arremetió en contra de ellos al calificarlos como frustrados, desequilibrados y motivados por la envidia Luego de que hace unos días señaló que sus detractores eran "bribones" y "mediocres", ahora aseguró que sus críticos son envidiosos, frustrados y desequilibrados, y por eso lo acusan de ejercer tráfico de influencias y de enriquecimiento ilícito En entrevista, exhortó a los senadores perredistas que lo critican a suspender sus comentarios, pues la gran publicidad que le han hecho le ha atraído muchos clientes, tantos, que no los puede atender a todos, lo cual lo pone en problemas "En un principio agradecí, cuando empecé a recibir más llamadas de clientes, pero ya estoy saturado, esto no puede ser y me han generado un conflicto ya profesional", apuntó Hace unos meses, Fernández de Cevallos ganó un juicio en contra de la Secretaría de la Reforma Agraria en favor de la familia Ramos Millán, que sufrió una expropiación de tierras en 1984 y, tras años de litigio, logró que la SCJN dictaminara una indemnización de mil 124 millones de pesos, lo cual ha puesto en serios problemas a la dependencia Desde que se divulgó, hace dos semanas, el papel del panista en ese litigio, que afecta al actual gobierno, las críticas no han cesado El jefe Diego ha tildado a sus detractores de bribones, hipócritas y, ahora, frustrados, envidiosos y desequilibrados Luego de asegurar que ahora tiene demasiados aspirantes a clientes, a través de la prensa mandó decir "a todas las personas que nos llamen, que no voy a atender sus asuntos, pues tengo muchas responsabilidades" Y agregó que le preocupa esta situación, pues en breve no faltará quien diga que él manipuló a los legisladores para criticarlo, a sabiendas de que esto le haría publicidad para su despacho "No es justo lo que están haciendo", dijo, más tranquilo que en otras ocasiones "Ojalá piensen en el daño que me están haciendo, porque hasta la publicidad en exceso es negativa", dijo Así mismo, señaló que es grave que con todos los asuntos pendientes que tiene el Congreso, se esté dedicando tanta atención a su caso, pues sólo se pierde tiempo Apuntó que no tiene nada que ocultar, pues no ha violado la ley y por ello no se defenderá10/07/02

Comentarios