Culpa Banxico al Congreso y fuerzas del "pasado" del rezago que vive México

viernes, 19 de julio de 2002
México, DF - El Banco de México vislumbra un "panorama turbio" y un "futuro incierto" en el país, ya que a 18 meses de gobierno no se han concretado las reformas estructurales necesarias Lo que impide las reformas es, por un lado, un "Congreso dividido" y, por otra, ciertas "reminiscencias del pasado" que se oponen a los cambios Estas afirmaciones fueron hechas a nombre del gobernador de Banxico, Guillermo Ortiz, por el subgobernador Guillermo Güemez, durante su participación en el evento Construtec 02, organizado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción El funcionario dijo que de forma inevitable el retraso en la realización de las reformas --a las que ha llamado reiteradamente el presidente Vicente Fox-- llevará a "un crecimiento lento y menos incluyente el desarrollo del país no se presenta demasiado halagüeño" Y de esta situación responsabilizó, como lo ha hecho casi todo el gobierno federal, al Congreso de la Unión y a las fuerzas del "pasado" que se oponen a los cambios que necesita el país "En la superficie, el impedimento es un Congreso dividido en tres partidos y del cual no puede obtener el Ejecutivo las votaciones necesarias En el fondo, son otros los factores que están impidiendo la aprobación de los acuerdos Existen en México muchas reminiscencias del pasado" Dichas reminiscencias, dijo, son la ideología a favor de un gobierno paternalista y asistencialista y la existencia de grupos de interés beneficiados por el antiguo régimen "Por años el país se gobernó con apoyo en la ideología de una Revolución que se libró contra una dictadura entregada a una oligarquía agraria y extranjerizante Así, no son pocos los que todavía piensan en la posibilidad de un gobierno aislado y de un gobierno paternalista No me extrañaría que esta concepción estuviese detrás de la oposición a algunas de las reformas", apuntó Además, reconoció, en la falta de consenso incide la falta de capacidad que ha tenido el gobierno para explicar los beneficios de las reformas El funcionario señaló que al seguir pendientes los cambios necesarios, México ha quedado rezagado respecto a otros países Si no se avanza, específicamente en lo fiscal, puntualizó, habrá un debilitamiento del marco macroeconómico, se elevarán las tasas de interés y escasearán los recursos federales para desarrollo, salud y seguridad Además, anotó que sin la reforma energética "en los próximos años habrá insumos energéticos caros, insuficientes, de baja calidad y apagones intermitentes" Y "sin la reforma laboral se seguirá inhibiendo la ampliación del empleo" Añadió que deben dejarse de lado las incertidumbres políticas y sociales que alejan a los inversionistas y desalientan a los ahorradores Sin ahorro e inversión, alertó, las empresas sufrirán "una muerte lenta" y el país se estancará18/07/02