Imposible, auditar la "partida secreta" durante el sexenio salinista: Barrio

miércoles, 24 de julio de 2002
México, DF - El contralor federal Francisco Barrio afirmó que, por ley, la llamada "partida secreta" de que gozaron todos los presidentes anteriores a Ernesto Zedillo no es auditable, motivo por el cual no puede revisarse el uso que a este dinero le dio el expresidente Carlos Salinas de Gortari En entrevista, el contralor justificó de esta manera el hecho de que el expresidente Salinas no sea investigado en torno a los presuntos desvíos de recursos de la partida secreta que fueron a parar a cuentas bancarias de su hermano Raúl, a quien recientemente la Procuraduría General de la República acusó de peculado Y según refiere el semanario Proceso en su edición de esta semana, a pesar de que Raúl Salinas de Gortari es acusado por apropiarse de recursos de la partida secreta de la Presidencia durante el sexenio de su hermano, paradójicamente éste ni siquiera es mencionado en la indagatoria como probable responsable, ni siquiera como testigo El martes, Barrio Terrazas dijo que las partidas secretas "son partidas en las que no había facultades de revisión; para la propia normatividad no eran auditables" Así, según se apunta en Proceso (1342), "al igual que el equipo de Ernesto Zedillo, el gobierno de Vicente Fox tampoco pudo fincarle cargos al expresidente Carlos Salinas de Gortari por el presunto manejo de la partida secreta, según se desprende de la averiguación previa realizada por la PGR durante casi dos años "La PGR sólo ha podido integrar una averiguación por peculado contra Raúl Salinas de Gortari y contra dos exempleados del área administrativa de Presidencia, Francisco Vázquez Alanís y Araceli Vázquez Alanís", dice Agrega que en el "pliego de consignación de 122 cuartillas apenas se menciona el nombre del expresidente y no se le involucra de ningún modo en el delito de peculado del que se acusa a Raúl, ni siquiera en calidad de testigo, pese a que el manejo de la partida secreta le incumbía directamente" Carlos Salinas, apunta, sigue siendo "intocable" para el gobierno de Vicente Fox, tal como lo fue para el de Ernesto Zedillo Pero, según Barrio Terrazas, la ausencia del nombre del expresidente Salinas en el proceso contra su hermano por el uso del dinero que le incumbía directa y únicamente a él en su calidad de mandatario se debe, simplemente, a que las partidas secretas "no son auditables" La acusación de peculado contra Raúl Salinas señala que éste habría recibido de la partida secreta de la Presidencia, en 1993 y 1994, casi 47 mil millones de pesos Las entregas de dinero, autorizadas por la Presidencia de la República --no se menciona a Carlos Salinas--, se hicieron bajo el rubro de "erogaciones no sectorizables" Sin embargo, debido a la falta de un marco normativo para comprobar todos los recursos, la denuncia contra Raúl sólo habla de un desvío de 206 millones de pesos Del resto del dinero no hay documentación que pruebe su origen ilícito23/07/02

Comentarios