Sumisión católica: El oscurantismo en la política

lunes, 12 de agosto de 2002
* El beso de Fox al anillo papal provocó la ira de los evangélicos, quienes acusan al presidente de olvidar principios históricos México, D F (apro)- Para Arturo Farela Gutiérrez, presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Evangélicas (Confraternice), la "actitud" del presidente Vicente Fox durante la visita del Papa Juan Pablo II "agravió" a millones de evangélicos, los cuales ven con preocupación el acto de "sumisión" del Ejecutivo ante el jefe de un Estado extranjero Truena el pastor evangélico: "Lamentablemente, el presidente Fox olvidó la sangre de millones de mexicanos, especialmente indígenas, que dieron su vida por la independencia y la soberanía del país El principio histórico de la separación Estado-Iglesia no fue una ocurrencia de alguien en particular, sino la reacción de todos los mexicanos ante 500 años de una desafortunada y lastimosa experiencia que significó el hecho de que el país haya estado en manos del clero católico romano "Fox tiene el derecho de profesar la religión que mejor le parezca, pero debe hacerlo en privado Antes que nada debe respetar la Constitución Dañó la imagen de México en el interior y en el extranjero Y los avances logrados en nuestra vida democrática, ahora se revierten en el oscurantismo de la política mexicana" Farela explica que el 25 por ciento de los mexicanos no profesa la religión católica ni tiene por santo a Juan Diego Tampoco, dice, la Virgen de Guadalupe es su patrona, ni la Basílica de Guadalupe su santuario Afirma: "Después de que el presidente de México besó el anillo del Papa, nosotros nos preguntamos si México es ya un país confesional y, por ende, que el Estado laico desapareció de un plumazo También, si las ambiciones desmedidas de un sector del alto clero católico, para obtener la concesión de medios electrónicos de comunicación, serán satisfechas ahora por el Ejecutivo Y si ya se impartirá educación religiosa en las escuelas públicas del país" El jueves 1 de agosto, al concluir la visita del Papa a México, Farela envió una carta a Javier Moctezuma Barragán, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, en la que --a nombre de 97 asociaciones religiosas cristianas evangélicas, "todas ellas debidamente registradas" ante esa dependencia-- manifiesta su "extrañamiento y dolor por el quebranto al principio histórico de la separación Estado-Iglesias y a la laicidad del Estado, derivado de la conducta del presidente Fox y todos aquellos que intervinieron o propiciaron la conducta del Ejecutivo durante la visita del Papa" En la carta, el líder evangélico advierte que "el principio histórico de la separación Estado-Iglesia, que costó la "sangre" de millones de mexicanos, se rompió el mismo día en que el Papa concluyó su visita a México "La tradición liberal tuvo especial hincapié en el Estado laico y en la separación del Estado con la Iglesia católica, de buscar que ni la Iglesia se inmiscuyera ni influyera mínimamente en asuntos políticos y, por ende, que los políticos tampoco (se) inmiscuyeran mínimamente al Estado en asuntos religiosos Esta premisa subsistió gracias a la lección de la historia, hasta el día de ayer", critica Farela Foxistas agraviados En entrevista, Farela asegura que "muchos cristianos evangélicos que votaron por Fox, ahora se sienten agraviados", y sostiene: "México no es católico, sino laico El beso de Fox al anillo del Papa es un acto de sumisión ante el jefe de un Estado extranjero Pero ni con la mejor mercadotecnia se puede engañar a nadie Han sido 500 años de lucha y han muerto millones de mexicanos, especialmente indígenas, en disputas con clérigos católicos romanos, quienes trataron de imponer un gobierno temporal, muy lejano al verdadero Evangelio de Jesucristo" Insiste: "Juan Diego no forma parte de nuestro credo y doctrina religiosa Por ello, considero que funcionarios y algunos medios de comunicación, sobre todo los electrónicos, dejen de llamar a esos símbolos católicos como propios de todo México De continuar esta tendencia, habrá un desafortunado retroceso, a pesar del gran esfuerzo de todos los mexicanos para construir un México laico, plural, tolerante y respetuoso de las diferencias, todo ello ejercicio de un verdadero Estado" Tras calificar la "actitud" de Fox como "imprudente e irrespetuosa para con las otras religiones en México", el dirigente evangélico pide a los "mexicanos pensantes" hacer uso de sus derechos para expresar su inconformidad --¿Cree usted que con su actitud Fox buscó mejorar su imagen? ?se le pregunta --No lo sé Creo, sin embargo, que esto puede ir en detrimento del partido que representa (el PAN) y de la Iglesia en la que milita A su juicio, otra "barbaridad" del presidente Fox es que éste piense que 25 millones de evangélicos van a creer en Juan Diego "Esto es una absoluta falta de respeto a la inteligencia y a la conciencia de los evangélicos No creemos que Juan Diego o mil Juan Diegos juntos vayan a sacar de la miseria a los indígenas, campesinos y obreros de México", añade Sobre lo afirmado por Fox el jueves pasado, en el hangar presidencial, durante la despedida del Papa, cuando dijo que los mexicanos "ya tenemos un santo indígena", Farela lamenta que el presidente "caiga en esas generalidades": "Francamente, estoy sorprendido de que los asesores del presidente no le hayan dicho que el México de hoy es un país plural no sólo en lo político o en lo económico, sino en lo religioso "A pesar de todo, México no va a retroceder Este es momento para que los mexicanos de todas las confesiones religiosas o no, expresen su inconformidad por el hecho de que el presidente no respete el artículo 130 constitucional, sobre la separación del Estado y las Iglesias" Para el líder evangélico, lo ocurrido durante la quinta visita del pontífice a México fue un "exceso" Afirma: "Millones de mexicanos nos sentimos desalentados con la conducta de nuestro presidente" Y arremete contra los medios de comunicación, principalmente las televisoras, a las que acusa de "manipular" la visita de Juan Pablo II: "Las televisoras dieron un trato preferencial a la Iglesia católica Y ésta y los medios se beneficiaron mutuamente Por eso, ahora demandamos un trato igual a todas las iglesias del país" Concluye: "Los indígenas y campesinos tienen hambre de justicia y equidad Esperamos que, después de estos excesos, se haga el mismo esfuerzo para saciar el hambre de 40 millones de indígenas, campesinos y obreros que viven en la desesperación"