La decisión sobre Atenco afectará el tren suburbano

viernes, 2 de agosto de 2002
Toluca, Edomex (apro)- Para la construcción del tren suburbano, y el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, será necesaria la "habilidad política" para que no se frustren, como el proyecto del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México en los terrenos ejidales de Atenco, en Texcoco Autoridades federales, estatales y comunales, reunidas en el Foro de Consulta Pública de la Reforma Estructural del Transporte Ferroviario en un hotel de esta ciudad, parecieron tomar lección del conflicto suscitado entre los campesinos y la construcción de la nueva sede aérea El tren suburbano, que iría del Estado de México al Distrito Federal, se encuentra en la última etapa para acordar un convenio de coordinación, que debe ser firmado por los gobiernos mexiquense, del DF y federal Prácticamente ya se concluyó su diseño, su esquema financiero y la participación de las autoridades Se prevé que la inversión sea 40 por ciento privada y 60 por ciento de los tres gobiernos El problema social latente son las familias que por años han vivido en los vagones de tren abandonados a lo largo de los más cien kilómetros de vía construida para el paso del ferrocarril, y que deben abandonar Así mismo, los derechos de vía por los caminos nuevos que tendrá el tren suburbano y que están ocupados por campesinos Otro problema será la construcción de las estaciones en lugares ya poblados En cuanto al ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, que corre entre el Océano Pacífico y el Golfo de México, el gobierno federal se hizo cargo de la inversión y del proyecto de modernización, el cual consiste en cambiar los rieles viejos por unos de mayor calibre y resistencia; renovar balastras y durmientes; rectificar curvas y pendientes, y fortalecer puentes estructurales Según la SCT, se está haciendo lo necesario para garantizar que sea un ferrocarril seguro, rápido y confiable Hasta el momento, sostuvo, se ha cumplido con todas las expectativas y todos los compromisos Las comunidades aledañas al ferrocarril del Istmo mantienen su desconfianza en el proyecto, ya que temen que les invadan o expropien sus terrenos, y que empresas nacionales o extranjeras se hagan cargo del tren Lorena Martínez, de la Comisión de la Cámara de Diputados, dijo que el caso de Atenco es un problema que evidentemente tiene que ver con una falta de ejercicio de la política elemental "Cuando se va a hacer una obra, el diálogo, la concertación y conciliación de intereses es indispensable para que no sucedan ese tipo de conflictos, lo cual sugiere de entrada que es un tema que se dejó correr demasiado Se agrandó el conflicto y empantanó un proyecto de gran envergadura "Creo que sin un ejercicio puntual de diálogo y concertación, difícilmente pudo haberse resuelto Demuestra, por otro lado, que hubo una parte de insensibilidad al reclamo de los ejidatarios, respecto del valor de sus tierras Si les hubieran dado su valor real, hubieran estado de acuerdo en sumarse a un proyecto que sabían además que les puede resultar benéfico a futuro: la generación de empleos y riqueza en la región" Los de Atenco, dijo, no podían regalar el patrimonio de toda su vida "El gobierno tiene la responsabilidad de construir obras y la responsabilidad de tomar decisiones, y tiene que ejercer la política y resolver muchos problemas" Reconoce que la experiencia con el nuevo aeropuerto vino a "conflictuar" la obra del tren suburbano "El tren suburbano es una obra necesaria, que resolvería un grave conflicto social de transporte, de crecimiento, de tiempo que se pierde por ir y venir en la zona metropolitana del Estado de México, de medio ambiente y de muchas cosas También aquí tendrá que hacerse, sin duda, el ejercicio de la política" En una de las sesiones, algunos representantes de comunidades del Estado de México preguntaron si en esta obra estaban considerando los pasos y puentes peatonales Así mismo, representantes del gobierno mexiquense advirtieron que si no se hacen compatibles las leyes del Estado de México con las de la Federación, habrá problemas para construirlo; aseguraron que el Gobierno del Distrito Federal debe tener la misma disposición presupuestaria que tiene el mexiquense La diputada Martínez comentó que las autoridades deben considerar este tipo de problemas, que no son menores, porque si no se resuelven, podrían generar conflictos sociales y políticos en los municipios afectados "Es que todo lo resuelve la política cuando la aplicamos como debe ser La política no es más que conciliar intereses y construir consensos La ley del garrote o la imposición terminan por reventar cualquier política" Regulación Económica de la Dirección General de Tarifas de Transporte Ferroviario y Multimodal, de la SCT, consideró que todo nuevo proyecto de obra debe ser consultado con la población Sin embargo, consideró que no es el caso del ferrocarril suburbano y el del Istmo de Tehuantepec, porque son obras que ya existen y que sólo hay que modernizarlas No requiere, por tanto, consulta pública, sostuvo Aclaró que con las obras de modernización del ferrocarril no se requiere expropiación de terrenos o que entren inversionistas extranjeros "No hay ningún peligro a ese respecto El ferrocarril es el mismo que ha existido siempre, desde hace más de cien años, y conserva el mismo derecho de vía, y no hay ninguna intención de ampliarla" Además, dice, el ferrocarril del Istmo está subutilizado "Se puede usar en mayor medida para movilizar mercancías de las industrias y los productores de la región" No hay ningún problema, insiste "Las inversiones para modernizar el ferrocarril son públicas" 02/08/02

Comentarios

Otras Noticias