El PRD vs. instituciones bancarias

jueves, 8 de agosto de 2002
* Promueve la suspensión de pagos del IPAB a cuatro bancos México, D F- En el seno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, esta semana se impulsa un punto de acuerdo parlamentario para suspender y desconocer el pago de la deuda e intereses a los bancos derivada de los pagarés Fobaproa Ello, ante la negativa de algunas instituciones bancarias a ser auditadas por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario con el objeto de revisar los llamados pagarés Fobaproa e intercambiarlos por nuevos bonos que, supuestamente, reducirían el costo fiscal del rescate bancario El asunto será tratado en los próximos días tanto en la Comisión Permanente como en la Comisión de Hacienda del Senado de la República, informó a Proceso Jesús Ortega Martínez, coordinador de la fracción parlamentaria del PRD en el Senado, quien posteriormente hizo pública esta información en una conferencia de prensa Comentó que los legisladores de ese partido impulsarán un punto de acuerdo para solicitar al gobierno federal que no se pague dicha deuda mientras BBVA-Bancomer, Banamex, Banorte y Bital avancen en su juicio de amparo en contra de las auditorías Y es que con los amparos promovidos hace unos días por esos cuatro bancos, las intenciones del IPAB de llevar a cabo las auditorías que le ordena la Ley de Protección al Ahorro Bancario, prácticamente quedaron en punto muerto Luego de dos años de deliberaciones para que, por fin, la Junta de Gobierno del IPAB decidiera practicar las auditorías a los bancos, sus accionistas --en un solo acto-- lograron bloquear, de momento, cualquier acción del instituto para revisar los pagarés que el gobierno federal les extendió a través del Fobaproa La intención de las auditorías es permitir el intercambio de dichos pagarés por los nuevos bonos IPAB ?que resultarían, supuestamente, más baratos para el erario federal--, una vez que se determine si la compra de esa cartera por parte del gobierno se justificaba o no, debido a que hubo bancos que no ameritaban entrar en los programas de capitalización y compra de cartera Tal fue el caso de Banco Bilbao Vizcaya-Bancomer, Banamex, Banorte y Bital, que curiosamente son los bancos a los que el IPAB notificó la auditoría a mediados de junio pasado, pero apenas hace unos días, estas mismas instituciones le reviraron al IPAB, notificándole del amparo que interpusieron para cancelar la revisión Las auditorías a los bancos se han marcado como asunto prioritario al interior de la Junta de Gobierno del IPAB, aunque poco se ha avanzado en los últimos dos años ante el burocratismo, los conflictos internos y falta de coordinación que priva en ese instituto Dichas revisiones determinarían si la compra de cartera por parte del Fobaproa se justificaba De no ser así, los créditos que fueron adquiridos a los bancos por ese fideicomiso, previo endoso de los pagarés, se tendrá que devolver a las instituciones crediticias De acuerdo con información del IPAB, se trata de unos 20 mil créditos considerados doble AA, es decir que no se ajustaban a las reglas impuestas por el mismo Fobaproa, por un monto original de 24 mil millones de pesos La decisión de los banqueros de recurrir al amparo ante las auditorías del Ipab, el Congreso puede desconocer la deuda originada por los programas de Capitalización y Compra de Cartera, destacó el senador Ortega Pero no sólo eso, afirmó que el Congreso tiene la facultad de ordenar se suspenda de inmediato el pago de intereses del Fobaproa-IPAB a las instituciones amparadas, porque la ley es muy clara al respecto Esta misma semana, dijo, se emprenderá una serie de acciones, tanto en el Congreso de la Unión, como por parte diversas organizaciones sociales, para que el IPAB lleve a cabo las auditorías a los bancos, pues el objetivo es reducir a como dé lugar el costo de lo que significó salvar a los bancos de la quiebra, el cual están pagando los contribuyentes La principal oposición a las auditorías ha sido manifiesta en todos los sentidos por parte de BBVA-Bancomer, Banamex, Banorte y Bital, instituciones que a la postre resultaron ser las más beneficiadas por la benevolencia de los programas gubernamentales de rescate bancario Los beneficios adicionales que obtuvieron estos bancos por parte del Fobaproa y que no estuvieron aprobados ni por su Comité Técnico, ascienden ?a valor presente-- a más de 38 mil millones de pesos En el caso de Banamex, el informe del auditor del Fobaproa, el canadiense Michael Mackey, señala claramente que ese banco no requería de apoyos financieros por parte del fideicomiso Sin embargo, recibió apoyos por compra de cartera por alrededor de 17 mil millones de pesos, que a la fecha se han convertido en una deuda para el IPAB, de acuerdo con datos del propio instituto, de aproximadamente 72 mil 500 millones de pesos El informe Mackey ?documento que se ha tomado como base para la investigación del rescate bancario en México, considera, de hecho, que las "operaciones con Banamex fueron irregulares" Otro punto que las auditorías sacarían a la luz pública, según comenta Jesús Ortega, es el grado de cumplimiento por parte de los bancos con respecto de sus programas de capitalización Esto quiere decir, precisa, que en el caso de Banamex, éste se comprometió a "no repartir" utilidades durante cinco años, y claramente el informe Mackey señala que el banco repartió ganancias antes de lo convenido por aproximadamente mil 700 millones de pesos En el caso de Bancomer, el documento del auditor canadiense señala que este banco vendió su cartera con todo e intereses moratorios, no obstante que esta operación no estaba permitida por el Fobaproa, ni tampoco el comité técnico de ese fideicomiso había aprobado dicha compra en esas condiciones Como parte de los beneficios extras a Banamex y Bancomer se les permitió cancelar reservas preventivas, ya casi el 50% de la cartera adquirida a ambas instituciones eran créditos vencidos En ese mismo porcentaje se les autorizó cancelar reservas preventivas, según se desprende de los documentos de trabajo (working papers) de Michael Mackey ?no incluidos en su informe final entregado a la Cámara de Diputados, lo que derivó en que dichos bancos obtuvieron un beneficio adicional de aproximadamente 4 mil millones de pesos en Banamex y de 3 mil 200 millones de pesos en Bancomer Estas operaciones virtuales permitieron que contablemente los bancos modificaran sus estados financieros y retiraran de las instituciones reservas de capital que fueron a parar directamente a los bolsillos de los accionistas, contribuyendo a que los bancos quedaran en una posición más débil financieramente Sin embargo, la serie de incentivos y apoyos que el gobierno federal otorgó a los bancos con cargo a los contribuyentes no finalizó ahí Adicionalmente se planteó un esquema de incentivos cuyo objetivo inicial era motivar a las instituciones para obtener el máximo valor posible de recuperación de la cartera que le habían cedido al Fobaproa, por lo se les otorgó a estas instituciones un perdón adicional equivalente al 20% de la reserva que se requería de acuerdo a las valuaciones de la cartera que se efectuaron Las auditorías a los bancos, significaría, evidenciar toda la serie de irregularidades cometidas por los bancos al amparo de los programas de rescate bancario y revertírselas De ahí la oposición a ser revisados, concluye el senador perredista 06/08/02