Reclama Sauri a Fox "por lo menos" un extrañamiento contra Castañeda

jueves, 12 de septiembre de 2002
México, D F- Debido a la manera como se ha manejado el caso de las supuestas irregularidades en la embajada de Cuba en México, encabezada por el perredista Ricardo Pascoe, la senadora priista Dulce María Sauri Riancho reclamó del presidente Vicente Fox "por lo menos" un extrañamiento contra el secretario de Relaciones Exteriores, Jorge G Castañeda, al tiempo que legisladores de los demás partidos criticaron la manera de proceder de la Cancillería Y es que en medio de los conflictos en la relación con Cuba, el oficial mayor de la SRE, Mauricio Toussaint, sacó a relucir una auditoría que habla de supuestas irregularidades en la embajada, lo que Pascoe ha considerado como acusaciones con mera intencionailidad política Si Castañeda "no quiere al embajador Pascoe, que lo retire, pero el pueblo de México no merece este tipo de pugnas y la exhibición de rencores y antipatías que se lleven al extremo de cuestionar la representación diplomática de México", dijo Sauri En tanto, el panista Jesús Galván y el perredista Jesús Ortega criticaron a Toussaint, quien, dijo el primero, actuó "con dolo" contra Pascoe Y el tono del oficial mayor es "soez y ofensivo", apuntó Ortega, quien además pidió no olvidar que la responsabilidad recae sobre todo en Castañeda, pues Toussaint sólo es su empleado Las acusaciones contra Pascoe son un "ajuste de cuentas" de Castañeda, comentó por su lado el secretario general del PRD, Carlos Navarrete, quien acusó al Cancillería de estar "utilizando métodos del viejo régimen priista para descalificar a quienes tienen posiciones diferentes a las suyas" En consecuencia, el perredista hizo "un llamado enérgico" a que la Secretaría de Relaciones Exteriores "actúe con prudencia, con diplomacia y con responsabilidad" Además, defendió la militancia de Pascoe, luego de que el secretario de Relaciones Internacionales del PRD, Mario Saucedo, dijo que de parte de ese instituto político no se le iba a respaldar "El Consejo Nacional determinó que la responsabilidad de asumir ese cargo era personal y únicamente de Ricardo, no del partido, pero sigue siendo un elemento perredista", puntualizó11/09/02