México, mejor preparado para un sismo similar al del 85

jueves, 19 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- Krishna Singh, jefe del Departamento de Vulcanología y Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM, afirmó que, a 17 años de los sismos de 1985, "México está mejor preparado para afrontar un fenómeno de esta naturaleza, al contar con una valiosa información para conocer algunos de los efectos que lo provocan" Dijo que la aportación más importante de la UNAM al respecto, "es mantener las redes de sismógrafos del país, seleccionar los sitios dónde ubicar estos aparatos y analizar la información para avanzar en el conocimiento de cómo, dónde y por qué ocurren los temblores" De esta manera, añadió, "la UNAM realiza importantes esfuerzos para estudiar e investigar el fenómeno de los sismos y prevenir sus consecuencias Además, no sólo tiene a su cargo el Servicio Sismológico Nacional, sino que cuenta con diferentes tecnologías, como el Sistema del Instituto de Ingeniería, el cual permite reproducir movimientos sísmicos para analizar y evaluar el comportamiento de estructuras diversas" De acuerdo con Singh, "los universitarios han realizado aportaciones multidisciplinarias enfocadas a entender las características de los distintos suelos, su comportamiento al momento de propagarse las ondas sísmicas, así como el tipo de movimientos que pueden experimentar" Al respecto, Francisco José Sánchez Sesma, director del Instituto de Ingeniería, afirmó que, en la actualidad, los daños ocasionados por un sismo de características similares al de 1985 serían menores, "gracias a que, después de ese terremoto, se tomó mayor conciencia de la peligrosidad de estos fenómenos La Ciudad de México es ahora una de las mejor instrumentadas del mundo" Agregó que en el Valle de México existen cerca de 200 estaciones de registro para entender el comportamiento de los edificios ante un sismo, así como aparatos especializados para evaluar los efectos de un movimiento telúrico Singh dijo que "los sismos más significativos provienen de la costa del Pacífico, y su intensidad puede aumentar cuando la onda atraviesa la región conocida como Eje Volcánico Al alcanzar la zona lacustre del Valle de México, esa intensidad se incrementa, en algunos casos, hasta cinco veces" Señaló que, en la actualidad, "se analizan los sismos con mayor precisión, para comprender mejor su comportamiento, causas y efectos" A raíz del sismo de 1985, explicó, cuya magnitud fue de 81 grados en la escala de Richter, se iniciaron los cambios en la sismología mexicana, al mejorar la calidad de los instrumentos y la sistematización de los datos "Con base en esa información, se pueden estimar las consecuencias que traería un movimiento telúrico en cualquier punto del Valle de México Por ello, ninguna otra ciudad del mundo tiene tantos avances en la detección de movimientos telúricos y la respuesta de edificios", indicó El especialista dijo que, en 1985, la red del Instituto de Ingeniería (II) sólo registraba los eventos de los estados de Guerrero y Michoacán; ahora, se extiende hasta Oaxaca y el centro del país, entre otras zonas Además, señaló, ya se cuenta con una red de 20 estaciones de banda ancha --aparatos que miden con precisión el movimiento del terreno y permiten estudiar el sismo con más detalle--, instrumento que hace 17 años no se tenía Al mismo tiempo, expertos del II analizan procedimientos para aumentar la seguridad y rehabilitar edificios En octubre, la Agencia de Cooperación Internacional del gobierno de Japón donó equipos satelitales y estaciones terrenas remotas al Servicio Sismológico Nacional, adscrito al Instituto de Geofísica de la UNAM, por un monto de 240 mil dólares Con esta donación, se mejoró y amplió el número de estaciones en la Ciudad de México, así como las ubicadas en La Paz, Baja California Sur; en Tepic, Quintana Roo, y Colonia Cuauhtémoc, en Matías Romero, Oaxaca 18/09/02

Comentarios