Advierte el STPRM a Fox una "situación de alto riesgo"

martes, 24 de septiembre de 2002
En medio del escándalo del Pemexgate y la eventual huelga en Pemex, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana defiende a su dirigencia encabezada por Carlos Romero Deschamps y Ricardo Aldana, ambos involucrados en el desvío de recursos a la campaña presidencial del priista Francisco Labastida Ochoa en el año 2000 A unos días de que venza el plazo para estallar la huelga en la paraestatal el STPRM publicó un desplegado en varios periódicos nacionales, en el que culpa al gobierno federal de llevar a México "a una situación de alto riesgo" al ventilar la investigación a sus dirigentes en el llamado Pemexgate A continuación Procesocom reproduce el desplegado publicado por el sindicato petrolero SINDICATO DE TRABAJADORES PETROLEROS DE LA REPÚBLICA MEXICANA NEGARSE A DIALOGAR ES ATENTAR CONTRA MÉXICO En momentos en que reclaman mesura y disposición para el diálogo, el Gobierno Federal mediante filtraiones ha enviado un mensaje a los trabajadores petroleros respecto de 4 puntos que considera "irreductibls" en el conflicto que enfrentamos De cara a los mexicanos,como debería hacerlo también el Gobierno, los trabajadores petroleros de la República Mexicana respondemos lo siguiente: 1- En torno a "la devolución" de los préstamos de Pemex al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana respondemos lo siguiente: En diversas ocasiones hemos soliticitado a la empresa y a las autoridades laborales reunirnos para analizar los diversos convenios administrativos Hoy, nuevamente lo hacemos 2- En relación a la insistencia del Gobierno en que "el procedimiento debe sujetarse a los tribunales", respondemos lo siguiente: Estamos de acuerdo Los propios convenios lo disponen Son los tribunales de carácter laboral la autoridad facultada para resolver controversias entre el sindicato y la empresa, de ninguna manera la Procuraduría General de la República En el momento en que Pemex lo disponga nos sentaremos ante dichos tribunales a buscar un acuerdo 3- Por lo que hace a que sólo nuestros dirigentes "deben decidir cual es su proceder en cuanto a la solicitud de licencia", respondemos lo siguiente: No solicitarán licencia a sus cargos como legisladores, pues sería como reconocer una responsabilidad en que no han incurrido, y aceptar que los asuntos laborales se resuelvan en la vía penal, sentando así un gravísimo precedente contra el sindicalismo 4- En cuanto a "los procesos del Pemexgate (sic) y la negociación sobre el incremento salarial son totalmente diferentes y no deben mezclarse", respondemos lo siguiente: Quien los mezcló fue el Gobierno Federal, no los trabajadores petroleros En plena negociación salarial, el Gobierno amenazó con meter a la cárcel a nuestros líderes nacionales, sabedores de que esta decisión necesariamente impactaría el proceso de revisión contractrual que llevábamos cabo Si el gobierno no quiere mezclar esos procesos, que encauce sus reclamos contra los trabajadores petroleros por la vía laboral y no que amenace con la vía penal Están todavía a tiempo Es un acto e torpeza y de ceguera del gobierno federal el cerrar las puertas al diálogo como pretende hacerlo con su postura unilateral asumida la noche de ayer y a la cual en este comunicado damos respuesta Es evidentemente el Gobierno Federal y su partido, y no los trabajadores petroleros, quienes están llevando a México a una situación de alto riesgo Los trabajadores hemos actuado y seguiremos actuando con responsabilidad Seguimos abiertos a la negociación A nadie pedimos negociar la ley y dejar de cumplir con su responsabilidad, pero de nadie permitiremos que se violente la ley y se abuse del poder para tratar de acorralarnos y acusarnos en su momento de los graves daños que esta sufriendo el país La responsabilidad recaerá en el Gobierno Federal si mantiene su decisión de cerrarnos las puertas Comité Ejecutivo General 23 de septiembre de 2002

Comentarios