Acusa el PRD al PRI de "lavar dinero" durante la campaña del 2000

sábado, 28 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- El Partido de la Revolución Democrática acusó hoy al PRI del delito de "lavado de dinero" durante su campaña presidencial del año 2000; informó que el monto de la operación fue de 500 millones de pesos procedentes de Pemex, a través del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), por lo que demandó que el Pemexgate se investigue hasta sus últimas consecuencias y no quede solamente en los líderes sindicales y exfuncionarios de la paraestatal Rosario Robles, presidenta del PRD y Pablo Gómez, representante del mismo ante el Instituto Federal Electoral (IFE), aseguraron que el banco utilizado para hacer el lavado fue Bancomer, sin que la institución "se haya dado cuenta", y agregaron que de actuarse conforme a la ley "esto implicaría una sanción al PRI en cuanto a sus prerrogativas para el año 2003" De acuerdo con el documento "Hechos relevantes sobre el desvío de recursos de Pemex hacia el PRI", entre los involucrados figuran el senador Ricardo Aldana, tesorero de la organización sindical; Jorge Cárdenas Elizondo -actualmente prófugo--, secretario de Finanzas del PRI en la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa; y Alonso Veraza López, coordinador administrativo de la Secretaría de Elecciones del tricolor, a cargo entonces de Carlos Almada El dinero, dijo Pablo Gómez, retirado de Banorte, de donde es socio el diputado Carlos Romero Deschamps, líder del gremio petrolero, fue repartido de la siguiente manera: --220 millones de pesos a la Secretaría de Operación Política, a cargo de José Guadarrama (actual miembro del PRD), a través de Teódulo González Pérez, coordinador administrativo de dicha secretaría --160 millones de pesos a la Secretaría de Elecciones, a cargo de Carlos Almada, a través de Alonso Veraza, coordinador administrativo de dicha secretaría --Cantidades variables a los comités directivos del PRI en el Distrito Federal, Guanajuato, Querétaro, Baja California Sur, Tlaxcala, Jalisco, Nayarit, Nuevo León Este dinero era recogido por los secretarios de finanzas de dichos comités en las oficinas del CEN del PRI --750 mil pesos para pago de facturas de renta de aviones y nómina de colaboradores de Manuel Bartlett --Dos millones de pesos que entregó Teódulo González para "gastos de promoción del voto campesino" al grupo de colaboradores de Beatriz Paredes Rangel --Cantidades de entre 150 y 200 mil pesos a la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), a cargo de Elba Esther Gordillo, a través de Rafael Barbosa y a la Confederación Nacional Campesina (CNC), a cargo de Heladio Ramírez --Entre 60 y 70 mil pesos para pago de facturas de celular y alquiler de un automóvil Stratus de Eduardo Andrade, actual diputado federal e integrante de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, que deberá determinar el desafuero de los líderes petroleros Según Pablo Gómez, la denuncia del PRD es la misma que presentó el IFE a la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales (Fepade) de la Procuraduría General de la República (PGR), y que en la misma se detallan que las operaciones ilegales se realizaron entre el 9 y el 20 de junio del año 2000 Por ejemplo, el 8 de junio de ese año, Jorge Cárdenas Elizondo, secretario de Finanzas del PRI, ordenó a varios funcionarios de ese partido que firmaran un escrito dirigido a Banorte en el cual Ricardo Aldana, tesorero del Sindicato, solicitaba a dicho banco el registro de las firmas de tales funcionarios priistas para que éstos pudieran retirar dinero, en forma indistinta, de una cuenta a nombre del propio gremio Estas personas fueron: Joel Horteales Pacheco, coordinador administrativo de la Secretaría de Finanzas; Antonio Cázarez Castro, secretario técnico de la misma; Alonso Veraza López, coordinador administrativo de la Secretaría de Elecciones del PRI, a cargo de Carlos Almada; Elpidio López López, director de Ingresos y Egresos del PRI; Andrés Heredia Jiménez, colaborador de Joel Horteales; y Gerardo Trejo Mejía, asistente de Alonso Bretón, subsecretario de Finanzas del PRI La entrega del dinero fue en billetes de 500 pesos; las remesas fueron recogidas en maletas de viaje comunes mediante una camioneta Gran Cherokee, color verde, blindada, escoltada por una Suburban, color azul, a bordo de la cual iban guardias armados; y fueron llevadas a las oficinas del PRI Durante ese año, explicó Pablo Gómez, el PRI operó 650 millones de pesos en efectivo durante la campaña electoral; la documentación que amparaba las entregas en efectivo fue depositada en 50 cajas de cartón y eliminada en la tina de reciclaje de una empresa de ubicada en Ecatepec, Estado de México, en el mes de noviembre de 2000 Por otra parte, agregó, el sorteo Milenio Millonario del PRI fue la forma de lavar 125 millones de pesos más "Alonso Veraza y Teódulo González enviaron en dos aviones del PRI, desde Toluca, 30 millones de pesos a diversas ciudades, para aparentar compra de boletos del sorteo, a través de Bancomer Al menos 95 millones de pesos fueron colocados a través de compra fraudulenta de boletos en oficinas de ese banco en el área metropolitana de la Ciudad de México, cuando ningún boleto fue realmente vendido y todos ellos jamás salieron de las oficinas del PRI "Alonso Bretón y Alfonso Grey, funcionarios priistas, designaron a los supuestos ganadores de los 28 premios en Bonos de Ahorro Nacional Los supuestos ganadores cobraron aparentemente 46 millones de pesos en dichos bonos, los cuales fueron regresados al PRI a través de Elpidio López, Antonio Cázarez y Gerardo Trejo, quienes acompañaban a los supuestos ganadores a los bancos a recoger en efectivo la cantidad que cada uno de éstos había recibido en bonos, con excepción de 300 mil pesos que fueron retenidos por uno de los supuestos ganadores de nombre Jorge Cerezo, auxiliar de Alfonso Grey, encargado éste de Financiamiento Privado del PRI "El reparto simulado fue llevado a cabo en el semisótano de las oficinas del CEN del PRI, con la presencia de un interventor de la Secretaría de Gobernación El importe de la totalidad de los Bonos del Ahorro Nacional fue convertido en dinero en cuentas de los supuestos ganadores, desde donde regresó en efectivo al PRI Con esta operación, este partido lavó 125 millones de pesos y ensució 46 millones Estos últimos, excepto los 300 mil señalados, fueron regresados a las cajas fuertes de la Secretaría de Finanzas del PRI "Otra forma de realizar el lavado de dinero por 60 millones adicionales, aproximadamente, fue a través de la simulación de aportaciones de militantes y simpatizantes Alonso Bretón, subsecretario de Finanzas del PRI, ordenaba a Antonio Cázarez que entregara dinero en efectivo a Elpidio López, para que éste lo depositara al PRI en Bancomer por cuenta de diversas personas; las fichas de depósito eran entregadas a Alfonso Grey del área de Financiamiento Privado, quien hacía los recibos para el registro ante el IFE; Grey entregaba dichos recibos a Antonio Cázarez y Elpidio López para que éstos obtuvieran las firmas de los supuestos donantes y se adjuntaran a los registros oficiales del PRI, los cuales son controlados por el IFE (El PRI reportó al IFE 81,644,43823 por concepto de aportaciones de militantes en efectivo y 84,993,25296 por concepto de aportaciones de simpatizantes en efectivo", afirmó Pablo Gómez" Los involucrados, destacó, son gente cercana a Francisco Labastida Ochoa, excandidato presidencial del PRI y en cuanto al senador Ricardo Aldana, el PRD indicó que el 21 de junio de 2000, el tesorero del sindicato retiró los 140 millones de pesos, procedentes, también, de la empresa estatal Petróleos Mexicanos 27/09/02

Comentarios