El GDF, preparado ante una eventual huelga en Pemex

sábado, 28 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- El Gobierno del Distrito Federal (GDF) está preparado para enfrentar las consecuencias que traería a la ciudad una posible huelga en Petróleos Mexicanos (Pemex), aseguró el jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador "La primera responsabilidad del gobierno de la ciudad es estar permanentemente preparado ante cualquier problema, ante cualquier siniestro, ante cualquier contingencia", dijo Añadió que está atento a cómo se desenvuelven las cosas en lo laboral, pues si no se mezcla con lo político, dijo, el asunto es muy sencillo de resolver "El gobierno tiene que dar respuesta y los trabajadores tienen derecho a tener un incremento salarial justo Eso se debe atender, si es eso lo básico, yo les aseguro que no hay huelga", afirmó Ahora que si la demanda de aumento salarial se utiliza como pretexto para presionar políticamente y hacer valer la impunidad, "entonces sí puede haber huelga" El jefe de Gobierno apeló a que el asunto que tiene contra la pared a los líderes sindicales de los petroleros -desvío de recursos a la campaña presidencial de Francisco Labastida- se resuelva por la vía judicial o política pero sin afectar al país En conferencia de prensa, en el salón Francisco Zarco del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el jefe de Gobierno anunció que su administración enviará ayuda a los damnificados de Yucatán por el huracán Isidoro Dijo que estableció comunicación desde hace tres días con el gobierno yucateco para enviar brigadas de agua potable, drenaje y equipo para restablecer los servicios básicos Aprovechó para hacer un llamado a la gente a que contribuya con víveres, medicinas, ropa, cobijas y agua, y los lleve a la plancha del Zócalo, a las carpas que se instalarán ahí este fin de semana En relación con el proyecto de construcción de los segundos pisos en Viaducto y Periférico, el jefe de Gobierno insistió en que no se trata de una necedad sino de una necesidad Dijo que cuando la ciudadanía conozca bien el proyecto, se convencerá de que es necesario y de que el Distrito Federal no tiene suficientes vialidades, pese a que crece el número de vehículos Sólo en lo que va del año -dijo- han entrado en circulación 260 mil automóviles nuevos, a pesar de la recesión económica Además, comentó que se espera que, con los segundos pisos, se logre una circulación permanente de 40 kilómetros por hora, lo cual se traducirá en un mejoramiento del medio ambiente y reducción de horas de traslado Ante el temor de sismos que puedan dañar la obra, López Obrador dijo que el peso de la vialidad será equivalente al de un piso en una casa Además, dijo, "hay que confiar en los técnicos mexicanos, son muy buenos, tienen todo el estudio sobre mecánica de suelos, se tiene el apoyo, la asesoría de la UNAM, del Instituto de Investigaciones, del Instituto Nacional de Ingeniería" Reiteró también que confía en que logrará convencer a los diputados de la Asamblea de que aprueben el presupuesto para la obra, pese a que los legisladores ya adelantaron que no lo harán "Los vamos a convencer, estoy seguro Voy a hablar con ellos, voy a hablar con todos, les vamos a explicar el proyecto, podemos tener diferencias en lo partidista, en lo político, esto es legítimo, válido, pero siempre hay un interés general y ante eso se puede llegar a acuerdos "Creo que hace falta más información Cuando todo mundo conozca bien el proyecto, se van a dar cuenta que es necesario, no es una necedad, es una necesidad", afirmó 27/09/02