Destituyen al dirigente municipal del PRD en Cancún

miércoles, 15 de octubre de 2003
Cancún, Q R 14 de octubre (apro)- Ante las recurrentes acusaciones en el sentido de que los comités estatal y municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) son aliados del gobernador priista Joaquín Hendricks Díaz, y tras una derrota que los hundió en las preferencias electorales en la entidad, varios grupos de militantes de ese partido empezaron una purga Por lo pronto, en una sesión del Consejo Político, cuya legitimidad es aún objeto de discusiones, los perredistas disidentes acordaron destituir al líder municipal de ese partido, Rafael Quintanar González, y acusaron, de paso, a miembros de la directiva estatal de estar “subordinados” al Gobierno del estado Ricardo Velasco Rodríguez, el nuevo líder municipal, según el acuerdo del Consejo Político, denunció que la directiva que encabeza Alejandro Ramos Hernández, y la que dirigía Quintanar González, “se prestaron a un juego sucio con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el gobernador” que los llevó al fondo de las preferencias del electorado en el proceso federal pasado Acusó directamente al consejero nacional Salvador Ramos Bustamante –padre de Ramos Hernández y suegro de Quintanar González--, de haberse prestado a una alianza con el gobernador Hendricks a cambio de la toma de nota de siete sindicatos estatales “Ramos Bustamante --exlíder estatal de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC)--, recibió siete tomas de nota de sindicatos por parte del gobernador y convirtieron al PRD en apéndice del gobierno estatal” Del mismo modo, el exdiputado local perredista Jaime Hernández Zaragoza denunció específicamente que la familia Ramos, con sus aliados en el Congreso del estado, pretendieron aprobar la iniciativa de reformas que envió el gobernador para asumir el control del Poder Judicial “Sabemos claramente que los Ramos pidieron al diputado local perredista, también exmiembro de la CROC, Román Guzmán, que votara en favor de la iniciativa del gobernador; eso se pudo conjurar cuando advertimos a la directiva nacional de lo que ocurría en el Congreso, y se advirtió al legislador que no emitiera su voto en ese sentido, so pena de ser expulsado”, explicó Hernández Zaragoza Las acusaciones contra la familia Ramos arrecieron cuando al concluir las elecciones federales de julio pasado, el PRD pasó del segundo lugar electoral en el municipio al cuarto, y del tercero estatal al quinto “Es la peor crisis del PRD en los últimos años y se debe de adjudicar al perfil gobiernista que se fueron haciendo los dirigentes por su proclividad a negociar prebendas”, acusó el nuevo dirigente municipal El líder destituido y sus familiares consanguíneos y políticos pertenecen a la corriente “Nueva Izquierda”, que dirige a nivel nacional el senador Jesús Ortega, y apenas en semanas anteriores manifestaron su interés por formar un comité de apoyo a la construcción de la candidatura presidencial del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador De acuerdo con los nuevos dirigentes municipales, la semana entrante se definirá la suerte de Ramos Hernández al frente del comité estatal, durante la celebración de una sesión de Consejo Político Tanto Rafael Velasco como Hernández Zaragoza dijeron que, además, detectaron que los perredistas miembros de la familia Ramos, han participado en reuniones de apoyo a la candidatura del senador priista Eduardo Ovando, quien formó la Red de Amigos de Ovando en la búsqueda de la candidatura del tricolor al Gobierno del estado

Comentarios