Busca Vicario Castrejón la candidatura del PRI en Guerrero

viernes, 17 de octubre de 2003
* El senador es operador político de Rubén Figueroa Acapulco, Gro , 16 de octubre (apro)- Héctor Vicario Castrejón, operador político de Rubén Figueroa Alcocer, inició formalmente su campaña en busca de la candidatura del PRI a la gubernatura, 16 meses antes de la elección, ante la ventaja que otros aspirantes priistas llevan al grupo del exgobernador, el grupo político de mayor influencia en el estado El 7 de octubre pasado, en una reunión privada con el dirigente nacional del PRI, Roberto Madrazo Pintado, se dio a conocer una encuesta que el CEN encargó a Consultoría Mitofsky, en la que el figueroísmo quedaba mal parado con Vicario como figura visible De los aspirantes, el exgobernador sustituto Ángel Aguirre Rivero, actual diputado federal, encabeza las preferencias entre la población encuestada, seguido por el senador Héctor Astudillo Flores, y el exalcalde de Acapulco y exdiputado federal, Manuel Añorve Baños, actualmente coordinador de asesores del diputado federal Manlio Fabio Beltrones Vicario quedó relegado al cuarto lugar El informe entregado al CEN reveló que el PRI es seriamente amenazado por el perredismo, ya que son sólo 10 puntos los que separan al primero del partido fundado por Cuahutémoc Cárdenas en 1987 Las generalidades fueron filtradas por asistentes a la reunión con Madrazo, datos que han sido negados por Vicario, quien se opone a las pretensiones de Aguirre Rivero de ser candidato a gobernador, por considerar que sería “una reelección” Con propaganda en radio y televisión, Vicario Castrejón se abrió como precandidato a gobernador, y hoy encabezó sus primeros actos públicos Es el único aspirante priista que está en campaña, amarrando compromisos con líderes tradicionales Señalado como “comprador de conciencias” durante las primeras investigaciones de la matanza de Aguas Blancas, Vicario rechaza que los hechos sangrientos del 28 de junio de 1995, cuando fungía como subsecretario de Finanzas, manchen su imagen “Esos lamentables hechos ya fueron juzgados, los únicos que no me quieren son los que me acusan de algo en lo que se demostró no tuve responsabilidad”, dijo Vicario, luego de desayunar con dirigentes priistas del centro de Acapulco Con un equipo de campaña encabezado por el ministro del Tribunal Superior de Justicia, Fermín Alvarado, Vicario negó también ir en contra de las disposiciones del CEN al hacer proselitismo entre la base priista “Estoy dentro de los acuerdos que tomamos el 7 de octubre, de encontrarnos con las bases de nuestro partido, y para ello tenemos de plazo hasta el 8 de noviembre”, alegó el senador En un encuentro con afiliados a la Federación de Comerciantes en Pequeño (Fecope) Vicario fue recibido por medio centenar de priistas que lo esperaron por una hora El tema de Rocky, el boxeador interpretado por Silvestre Stallone, musicalizó la llegada de Vicario, que casi con miedo caminó entre los comerciantes de artesanías que lo recibieron con reservas El trayecto, que duró hora y media, fue constantemente interrumpido por llamadas de radiodifusoras con las que su equipo de prensa hizo contacto para que fuera entrevistado Paredes tapizadas repentinamente de carteles y calcomanías del senador, fueron de inmediato alteradas por manos anónimas que lo mismo utilizaban la tinta de pluma para suprimir un diente o deformar la imagen del aspirante, que incluir las palabras “asesino” o “burro” Esas imágenes alteradas, cambiaron el ánimo de Vicario, que más bien se fue con tiento entre los comerciantes, pidiéndoles nada más su apoyo, sin ofrecimientos, sabedor de que se encontrarán después con sus contrincantes La estrategia de su campaña, dijo a los medios es “demostrar” la influencia de Vicario en el electorado priista, aun cuando en la pasada elección federal como coordinador de las campañas de Acapulco y Costa Grande, perdió ante el PRD, partido que gobierna el 60 por ciento de la población guerrerense Ante señalamientos del dirigente estatal de su partido, Héctor Apreza, de que su actitud propagandística sería reportada al CEN, por “adelantarse a los tiempos políticos”, Vicario Castrejón acusó a los otros aspirantes de “filtrar información de la reunión”, que lo puso en desventaja De ahí, que el senador, representante del figueroísmo en Guerrero, intenta remontar los resultados de la encuesta ordenada por el CEN hasta junio del 2004, cuando se designe al candidato que contenderá en febrero del 2005 “Se trata de demostrar que tengo capacidad para gobernar el estado, no como representante de ningún grupo en particular, sino como Héctor Vicario, que creo es la mejor opción para el priismo y para el estado”, concluyó el senador, alentado por porras de comerciantes ambulantes, que pacientes esperan el desfile de los demás aspirantes priistas

Comentarios