Reforma eléctrica: Hay que aguantar las presiones, dice Sauri

viernes, 17 de octubre de 2003
* No hay impedimento para plasmarla en la Constitución: Yunes México, D F 16 de octubre- Con la firme convicción de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no debe ceder a las presiones del gobierno, federal, la senadora Dulce María Sauri advirtió que de cambiar la postura sobre la reforma eléctrica y apoyar la iniciativa foxista para privatizar ese sector, el PRI se expondría a dos sanciones, la del IFE por cambiar su plataforma electoral y la de la ciudadanía por no cumplir sus promesas Entretanto, el abogado del PRI y diputado federal, Miguel Angel Yunes, aseguró lo contrario al afirmar que su partido no tiene ningún impedimento estatutario para apoyar dicha reforma De acuerdo con La jornada, Sauri hizo un recuento de las ocasiones en que se ha discutido el tema en el seno del PRI, y en todas ellas, refirió, incluso cuando la propuso Ernesto Zedillo, en 1998, el Revolucionario Institucional, después de una amplia consulta a las bases, estatales, municipales y sectoriales resolvió que debía mantenerse la rectoría del Estado para conservar la soberanía del país, recordó “Mal harían los priistas en defraudar la confianza de los mexicanos”, que le dieron la mayoría en el Congreso, pues “no concibo que una vez que ganamos se decida ‘ahora voy a hacer otra cosa, contraria a lo que prometí’ lo preocupante es que se violentarán los compromisos establecidos en la plataforma electoral que registramos ante el IFE para las elecciones del 6 de julio pasado”, expresó Y desestimó las presiones del gobierno federal: “Que el Ejecutivo haga su juego y nosotros a lo nuestro; yo no veo que debamos, por simplemente atender a una presión por más poderosa que sea, hacer cosas que afecten al país, a nuestra gente” Para la exdirigente nacional del PRI el parámetro de los priistas “debe ser la afectación que sufrirá esta generación y las próximas con la privatización eléctrica”, con base en ello, aseveró “hay que aguantar”, pues la propuesta privatizadora prevé la entrega de los energéticos al capital privado, que en su mayoría, aseguró, es extranjero Pero no todos los legisladores del PRI concuerdan con esa postura Tal es el caso del abogado de ese partido, Miguel Angel Yunes, quien ayer difundió un análisis en el que argumenta que no hay impedimento estatutario en su partido para concretar la aprobación de una reforma eléctrica que quede plasmada en la Constitución Y refuta a los opositores al interior de su partido: “Suponer que esos documentos partidistas son una suerte de grillete, sería tanto como cancelar la libertad de los legisladores y la posibilidad del debate y los acuerdos plurales en las Cámaras La libertad de los legisladores sólo debe tener como límite el interés superior de México” El también presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara baja hizo hincapié en la libertad de acción de los legisladores, que no debe acotarse a los estatutos del partido, pues en todo caso, alegó podría entonces sustituirse a las Cámaras por los partidos políticos y las iniciativas de reforma podrían ser negociadas con las dirigencias nacionales de los partidos La libertad de los diputados y las necesidades económicas de la nación no pueden depender de las decisiones que se tomen en la Asamblea Nacional del PRI que se realiza cada tres años; “sostener que los documentos básicos son una camisa de fuerza y que los artículos en debate son inmodificables, no son argumentos que puedan sustentarse con razones” reviró

Comentarios