Propone la CNC crear un fondo de protección social

martes, 28 de octubre de 2003
* 84 por ciento de los habitantes rurales sin esta prestación México, D F, 23 de octubre (apro)- Frente a la marginación en que se encuentran los trabajadores del campo, respecto del acceso a los servicios de salud y seguridad social, la Confederación Nacional Campesina (CNC) propuso la creación de un fondo –integrado con las aportaciones de los gobiernos federal, estatal y municipal-- a fin de que se atienda esta demanda de una manera efectiva Luis Antonio Ramírez Pineda, secretario de la Comisión de Programación y Presupuesto de la Cámara de Diputados y representante de la CNC en el recinto legislativo, sostuvo que más de 84 por ciento de los casi 30 millones de habitantes rurales carece de la protección del sistema de seguridad social en el país, por lo que su atención no admite demoras Tras su participación en el Congreso Nacional de Seguridad Social, el legislador cenecista aseguró que sólo 41 de cada cien mexicanos están protegidos bajo este régimen Y sostuvo que es un imperativo ético que las mujeres, niños, ancianos y trabajadores del campo tengan derecho al servicio médico, a la protección en caso de embarazos, a la cobertura por riesgos de trabajo, a guarderías, prestaciones sociales y a un fondo de retiro, que recompensen su esfuerzo por producir los alimentos que requiere la población nacional “Ya basta de programas que sólo atienden la coyuntura y dejan intactas las causas de la pobreza campesina Para ello es indispensable que se cumpla lo estipulado en el Acuerdo Nacional para el Campo; se promuevan apoyos prioritarios a los grupos vulnerables de las regiones de alta marginación, y que el gobierno asuma el gran reto de lograr que esa protección alcance a más de la mitad de los mexicanos que hoy no cuentan con ella”, expresó El diputado Luis Antonio Ramírez lamentó que el Estado siga excluyendo de los esquemas de seguridad social a las personas y familias que no pueden pagar, condición, dijo, que se vive con particular severidad en el campo mexicano Afirmó que las diferencias entre la población urbana y la rural son “abismales”, pues mientras en las ciudades hay 57 por ciento de habitantes protegidos por algún sistema de seguridad social –IMSS, ISSSTE, Pemex y Fuerzas Armadas--, en la segunda el porcentaje es de apenas 16 por ciento Lo anterior se explica, agregó, porque la seguridad social está ligada estrechamente con el empleo formal y el ingreso, y es en la sociedad rural donde la desigualdad se expresa con mayor dramatismo, pues aquélla sólo comprende a 87 por ciento de los 7 millones 921 mil trabajadores agropecuarios --225 por ciento de la población económicamente activa del país-- registrados ante la Secretaría del Trabajo Las mujeres Expuso que 15 por ciento de la PEA en el agro la componen mujeres que trabajan de manera temporal, con pagos a destajo, sujetas a horarios discontinuos o jornadas prolongadas, y que a menudo carecen de prestaciones sociales, lo cual es “sumamente grave Describió que otros grupos especialmente vulnerables en el campo son los niños, que comienzan a trabajar entre los 7 y 8 años; el de los ancianos, y los más de 10 millones de indígenas que, junto con los recolectores de las zonas semidesérticas, viven en la pobreza extrema y, en el corto plazo, no tienen un claro camino de bienestar “El ingreso agropecuario de muchos de ellos asciende a poco más de 3 mil pesos al año, aproximadamente 250 pesos al mes; esto es, 830 pesos por día para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, salud, vivienda y vestido”

Comentarios