Urge modificar la política social foxista: Arizmendi

sábado, 4 de octubre de 2003
*Combatir la pobreza y la injusticia debe ser la prioridad, dice Tuxtla Gutiérrez, Chis , 03 de octubre (apro)- El obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, aseguró que para salir del subdesarrollo y sacar adelante a las familias mexicanas, “deben replantearse las políticas económicas para combatir la pobreza y la injusticia” En su homilía titulada “Rescatemos la familia”, Arizmendi habló de los males que aquejan a la sociedad mexicana, tales como violencia, inseguridad, miseria, injusticia, drogadicción, vandalismo, agresividad social, robos, secuestros, asesinatos, corrupción, mentiras, niños en la calle, pandillerismo, prostitución, sida y narcotráfico Dijo que estos problemas empiezan por combatirse en la casa, pero muchas veces la misma familia, el núcleo más importante de la sociedad, no puede soportar estos embates y muchas veces se desintegra por la falta de solidez, principalmente de los padres, y quienes finalmente salen más afectados son los hijos “La razón fundamental no es la pobreza, sino la falta de educación moral y religiosa desde la familia Son los malos ejemplos que los hijos ven en su propia casa, cuando los padres pelean, se hacen daño, son infieles, casi no van a misa ni se confiesan; son agresivos con los vecinos y caen en otros vicios; con esas familias sin cimientos sólidos, ¡qué se puede esperar! Así es como se destruyen las sociedades y los imperios más poderosos”, afirmó Agregó que por la destrucción de la familia, Europa y Estados Unidos están decayendo en su moralidad, a pesar de su desarrollo económico y social Están aprobando leyes para legitimar uniones matrimoniales entre homosexuales, como si esto fuera un progreso y una conquista “En verdad que tienen que replantearse las políticas económicas para combatir la pobreza y la injusticia, y así salir del subdesarrollo, pero la raíz de la sociedad es la persona humana, y ésta depende en gran medida de la familia Sin familia, se construye sobre bases poco sólidas, como sucede en países del llamado Primer Mundo”, comentó

Comentarios