Revés de priistas a la creación del IPI

viernes, 21 de noviembre de 2003
*Se molestan porque Gordillo la presentó primero a los medios de comunicación México, D F, 21 de noviembre- Así como rechazaron homologar el IVA en 5 por ciento y el gravamen de alimentos y medicinas, militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), entre los que destacaron legisladores y gobernadores, rechazaron el Impuesto a la Producción, Comercialización e Intermediación (IPI), elaborado por la coordinación de la fracción parlamentaria de este instituto político, en sustitución a la propuesta de eliminar la tasa cero a productos básicos La justificación de los priistas para negarse a avalar este impuesto fue que a Elba Esther Gordillo, coordinadora de la bancada priista tuvo “escasa” operación política Les molestó que la ”maestra” presentara el proyecto del IPI a los medios de comunicación y al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, antes que al Legislativo y a los mandatarios estatales El martes, en una reunión Gordillo presentó el IPI a los legisladores y gobernadores, después de hacer lo propio con los medios y la dirigencia priista En ese encuentro, sólo el gobernador de Oaxaca, José Murat, rechazó abiertamente la propuesta Pero fue hasta el miércoles por la noche, en una reunión para discutir la propuesta, los diputados federales priistas la echaron abajo definitivamente Sólo siete, de los 44 legisladores asistentes al encuentro, defendieron el plan Gordillo que, a decir de los asistentes, fue elaborado en conjunción con el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz En el debate legislativo, los reclamos a Gordillo fueron una constante La diputada María Esther Scherman le reclamó por haber obligado al Consejo Consultivo a aprobar la propuesta antes de que la conocieran los legisladores y gobernadores Se enfrascó en dimes y diretes con la ”maestra”, quien respondió que la habían avalado por unanimidad y negó haber revelado a la prensa que el PRI aceptaba la propuesta Ante eso, Scherman la encaró: “¡Usted llegó aquí diciendo que ya tenía la aprobación del CEN y los gobernadores” Carlos Jiménez Macías, también diputado priista, cuestionó a su coordinadora y su propuesta, al asegurar que ésta parece obedecer más “a los tiempos de Vicente Fox que a los del PRI” Además, comentó que el proyecto del IPI no es más que un engaño, “porque quién nos va a creer que el costo lo va a asumir la cadena productiva, si en realidad lo van a pagar los más amolados Además ¿por qué se hizo creer a la prensa que ya hay un acuerdo de bancada?” Gordillo le gritó: “¡Miente!”, pero Jiménez Macías respondió: “¡Perdóname, Elba! Antes de llegar aquí tres periodistas me hablaron para preguntarme por el acuerdo de la bancada Y ahora que no lo hay ¿cómo le vamos a hacer para que mañana no nos veamos mal ante los medios, de que siempre no había acuerdo y que no lo aprobamos?” Es un “sortilegio, fórmula fraudulenta para socavar el espíritu y la decisión concreta que habíamos tomado los priistas, en su inmensa mayoría, de no gravar alimentos y medicinas”, afirmó, en su momento, el diputado Emilio Chuayffet “Mi voto será en contra –advirtió--, porque las decisiones se deben tomar sobre la base de no engañar y falsear las cosas” Por su parte, la diputada Sofía Castro reclamó a la ”maestra” que con sus propuestas, ella y la dirigencia priista “acabaron con el PRI Yo sí me chingué en la sierra para conseguir el voto ¿Y ahora cómo voy a regresar allá a decirles que aprobé un nuevo impuesto?”, inquirió Entre los que defendieron la propuesta estaban Tomás Ruíz, quien presentó el documento Compromiso compartido para el crecimiento, el empleo y el bienestar social”, en el que aseguró que “técnicamente” el IPI aseguraba “que el gravamen quede en industriales y comerciales” Otro que avaló el proyecto pero por razones personales fue Miguel Ángel Yunes, legislador priista, quien en tribuna dijo que habría de apoyar esta propuesta porque “hay 500 millones de pesos que le pueden tocar a Veracruz, y como yo quiero ser gobernador” Ante tal confesión, los asistentes lo criticaron y a gritos le dijeron: “¡Estás soñando! ¡Vendido! ¡Demagogo!” En tono irónico, el diputado Julián Nazar comentó: “¡Ja! Ya quiero ver al licenciado Yunes, como dice que quiere ser gobernador, ir a pedirles el voto a los veracruzanos después de aprobar este impuesto No sólo no le van a dar el voto, sino que le van a recordar el diez de mayo” A final de cuentas, los legisladores y gobernadores pidieron tiempo para analizar el proyecto del IPI Entre tanto, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) criticaron al “co-gobierno” que, dijeron, parecen crear un grupo de priistas encabezados por Gordillo, y que impulsan el plan foxista que pretende continuar “la subasta internacional” de recursos estratégicos para el país

Comentarios