Acusa Villagómez a Ramírez Acuña de fascista

miércoles, 26 de noviembre de 2003
* Insiste en oponerse a la construcción de la presa Arcediano Guadalajara, Jal , 25 de noviembre (apro)- El diputado electo Manuel Villagómez acusó al gobierno de Francisco Ramírez Acuña de fascista, por detener a quienes se oponen a la construcción de la presa de Arcediano, y advirtió que no se detractará de sus acusaciones en contra de los funcionarios de que se verán beneficiados con el proyecto Manuel Villagómez, también presidente de la Fundación Lerma-Chapala Santiago, declaró que su "gorilesca detención" no lo amedrentará y continuará con sus oposición a que se construya la presa de Arcediano, porque con ella sólo traerán agua muy contaminada a la ciudad, aparte de que será demasiado cara por el costo de la obra, además del gasto de energía eléctrica que tendrá que hacerse cuando ni siquiera se piensa en salvar al Lago de Chapala o en restaurar toda la cuenca Dijo, además, que no se retractará de lo dicho, a pesar de las presiones porque decir la verdad y mostrarla con documentos no es mentir ni es difamar "Si es así, entonces estamos hablando de un gobierno de corte fascista que no admite la crítica" El gobernador Francisco Ramírez Acuña, apoyó el proceder de los policías que detuvieron a Villagómez Dijo que "en discusiones técnicas, lo que quieran, pero de difamaciones nada, no es delito grave pero tampoco se va a dejar que con la mano en la cintura se utilice como mecanismo, como presión, simplemente difamar a las gentes o difamar instituciones" El diputado ha afirmado en varias ocasiones que los que ganarán con la presa de Arcediano serán los constructores, entre otros José Luis Macías Romano, quien fue secretario de Desarrollo Urbano hasta hace unos meses; Francisco Mayorga Castañeda, exsecretario de Desarrollo Rural; y Manuel Gómez Vázquez Aldana y el propio Enrique Dau Flores, director de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), quienes tendrían gran interés en hacer una colonia residencial exclusiva del otro lado de la presa Villagómez anunció que presentará una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos Por su parte, grupos ambientalistas encabezados por Greenpeace reafirmaron hoy su rechazo a la construcción de la presa en el río Santiago, por considerar que es la cuenca más contaminada del país y una de las obras más costosas que puede no tener más beneficio que el de sus promotores Al mismo tiempo brindaron su apoyo al empresario y diputado local electo Manuel Villagómez, detenido el lunes para llevarlo a declarar por la fuerza ante un juez penal que lo había citado por supuesta difamación Enrique Dau Flores Héctor Magallón, coordinador de bosques y selvas tropicales de Greenpeace, aseguró que construir en Arcediano la presa para abastecer de más agua a esta capital, será una aberración y tendrá efectos negativos sobre la biodiversidad de la zona que tiene especies endémicas únicas en su género, independientemente de que cuando hay otras opciones mucho menos costosas y dañinas, no han sido estudiadas por las autoridades estatales El ingeniero Salvador Montes de Oca, por su lado, dijo que es un absurdo inexplicable que se quiera abastecer de agua a esta capital desde una presa que estará casi 600 metros abajo del nivel promedio, cuando esa cortina podría hacerse aguas arriba, sobre el río Verde y traer el agua por gravedad a través de una presa ya existente que obraría como vaso de almacenamiento temporal, que es la presa Calderón o Elías González Chávez, de donde ya parte hacia acá un pequeño acueducto pero que puede ampliarse para traer diez o más metros cúbicos de agua por segundo

Comentarios