"Medrosa", la actitud de Fox ante EU: CNC

sábado, 8 de noviembre de 2003
* “Inaceptables”, las amenazas de Texas, dice * Critica la sumisión del gobierno mexicano por un pacto migratorio México, D F, 7 de noviembre (apro)- La Confederación Nacional Campesina (CNC) calificó de “inaceptables” las amenazas del gobernador de Texas, Dick Perry, en el sentido de que México debe pagar la deuda de agua que tiene con su estado Más aún, consideró “medrosa” la actitud del gobierno mexicano que encabeza el presidente Vicente Fox, al mostrarse “sumiso” a las presiones norteamericanas ante “la desesperación de amarrar” un eventual acuerdo migratorio Heladio Ramírez López, presidente de la CNC, aclaró que en el conflicto del agua entre los dos países, “primero están los mexicanos” Por ello demandó de Fox una actitud digna, racional y de defensa de los mexicanos, principalmente de los productores de la región fronteriza; porque “no es posible que el gobierno sea sumiso” ante los estadunidenses y dé la espalda a los compatriotas; “basta ya de actitudes que comprometen seriamente el patrimonio de la nación, basadas en una política abiertamente anticampesina” Aseguró que en este año ya se ha cumplido con la cuota acordada y que ceder a las pretensiones del gobernador texano, significaría dejar a los productores agropecuarios de Tamaulipas sin una sola gota para el riego de sus siembras El dirigente cenecista expresó su total solidaridad con los productores de Tamaulipas, por ser los principales afectados en caso de ceder a las pretensiones texanas; en tanto pidió a la Comisión Nacional del Agua y a la Secretaría de Relaciones Exteriores actuar con la mayor energía posible en defensa del patrimonio nacional y los campesinos mexicanos Cruz López Aguilar, presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados, aseguró por su parte que la CNC ubica totalmente fuera de contexto la exigencia del gobierno estadunidense, en el sentido de que se le entreguen 300 millones de metros cúbicos de agua, adicionales a los 329 millones que ya se les dio en lo que va del año El legislador explicó que la deuda de agua con Estados Unidos asciende a mil 722 millones de metros cúbicos, los cuales deben ser pagados en un periodo de cinco años y, al haber cumplido México con ello en el presente año, no está obligado a dar una sobrecuota del líquido almacenado en nuestras presas, mucho menos cuando el tratado respectivo establece que el pago debe hacerse con los excedentes del recurso; es decir, los sobrantes, cuando en este momento Tamaulipas apenas tiene para satisfacer sus necesidades “En todo caso --agregó--, si se repitiera el ciclo lluvioso de este año en el 2004, es muy posible que con la entrada de un ciclón se pueda pagar el total de la deuda, si consideramos que tenemos presas con capacidad superior a los 4 mil millones de metros cúbicos O sea, que los gringos están peleando por tortillas duras” Además, indicó, con esos 300 millones de metros cúbicos que exigen los norteamericanos se les dé, tendrían suficiente agua para cubrir sus necesidades en dos años, pero “¿qué caso tiene que los mexicanos nos quedemos sin líquido en lo inmediato?” Al respecto, Heladio Ramírez López afirmó que México ha anticipado sus pagos de agua a Estados Unidos, cuando ni siquiera está obligado, por lo que “es inaceptable este planteamiento, y es todavía más ominoso que se intente vincular el asunto del agua, con el tema de un tratado migratorio” Y es que, con relación con este asunto, la posición del gobierno norteamericano es primero arreglar los asuntos del agua y luego ver la posibilidad de meter en la agenda de negociación el problema migratorio A su vez, Guadalupe Flores, líder de la liga cenecista en Tamaulipas, expresó que “no es justo que los mexicanos paguemos por la ineficiencia o el abuso de las autoridades, y menos por la presión extranjera, pues todos sabemos que el gobierno federal se ha mostrado sordo y ciego ante nuestros legítimos derechos Todo por servir a sus jefes del Norte” Destacó que las autoridades mexicanas entregan agua de más a Estados Unidos desde hace tres años, y los responsables de la Comisión Nacional del Agua (CNA) desoyen las demandas campesinas de informar sobre los volúmenes entregados, lo que demuestra que no hay un reparto equitativo del vital líquido

Comentarios