"Error histórico", si México desiste del acuerdo migratorio con EU

miércoles, 17 de diciembre de 2003
* Debe insistir, “hasta el cansancio”, en el tema, dice exfuncionario Oaxaca, Oax , 16 de diciembre (apro)- El gobierno mexicano debe insistir, “hasta el cansancio”, en una negociación migratoria con Estados Unidos; de lo contrario, “sería un error histórico”, ya que no se puede dar el lujo de hacer a un lado este tema de la agenda binacional, declaró el exjefe para Asuntos Migratorios Internacionales, Gustavo Mohar El que fuera representante del gobierno mexicano frente al estadunidense en la negociación migratoria de los presidentes Vicente Fox y George W Bush, lamentó que este último se haya negado a conceder una ‘amnistía’ cuando un mexicano, en promedio, muere en la línea fronteriza Sin embargo, reconoció que “va a ser muy difícil que Estados Unidos se siente a platicar con México sobre el controvertido tema migratorio, por lo menos en uno o dos años, pues Bush está más concentrado en su reelección Pero, agregó, “sería un error político que el gobierno de México dejara de insistir y de hacer una alianza o diseñar estrategias para un arreglo migratorio” Mohar manifestó que el riesgo que existe es que, si “sigue enojado Bush”, y se prolonga su administración hasta el 2008, el asunto migratorio se perdería de la agenda binacional Durante la conferencia “Negociación migratoria con Estados Unidos: una asignatura pendiente”, el consultor independiente mencionó que a partir de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 se congelaron los posibles acuerdos migratorios entre México y Estados Unidos, ya a la “migración se le ve como riesgo de seguridad nacional” De tal manera que el gobierno de Estados Unidos no sólo destinó 35 mil millones de dólares para detener el flujo migratorio, sino que desplegó a 10 mil agentes a la línea fronteriza con México (3 mil kilómetros), a fin de detener a los indocumentados, mientras que a la línea divisora con Canadá (5 mil kilómetros) apenas si envió a 300 Aunque todas estas medidas --y las que van a entrar en operación a partir del 2004-- tienen como propósito tener un control más estricto, a fin de evitar ataques como el del 11 de septiembre, señaló que “el terrorismo internacional no tiene prisa, y así pueden pasar dos o tres años y, al menor descuido, volver a atacar; en segundo lugar, los migrantes sólo contribuyen a la prosperidad de Estados Unidos y, en tercer lugar, la frontera de Canadá es la menos vigilada”

Comentarios