El Edomex, ejemplo del neoliberalismo en el país: Marcos

jueves, 20 de febrero de 2003
México, D F- El Estado de México es el ejemplo del neoliberalismo Opulencia y resistencia conviven entre ricos cuyos nombres se confunden con los de los políticos y las comunidades indígenas mexiquenses que, en franca resistencia, se oponen a quienes los quiere despojar de sus tierras Así lo considera el subcomandante Marcos en una misiva más enviada a La Jornada, en la que arremete contra los gobiernos priistas, panistas y perredistas del Estado de México y quien, comunidad por comunidad, muestra ejemplos de los planes que tienen los políticos de la entidad para enriquecerse por encima de lo que le pertenece a los grupos étnicos del lugar En San Salvador Atenco se quiso efectuar un “despojo disfrazado de aeropuerto” y se descubrió que la familia Salinas de Gortari quería comprar terrenos a las afueras de ese municipio La construcción de la terminal aérea fue frenada gracias a la presión social encabezada por campesinos e indígenas De lo segundo supieron los lugareños, cita el líder rebelde También se refiere a algunas organizaciones no gubernamentales que son hostigadas por las autoridades, debido a su oposición al gobierno en turno Habla también del municipio de Ecatepec que “no es el gallinero del obispo golfista Cepeda, sino tierra de dignidad que resiste”; menciona al municipio de Nezahualcóyotl donde se defiende la cultura y la resistencia y Chalco, donde el Colectivo Independiente de Cultura Popular conscientiza políticamente a los pobladores Al tocar lugares más pedregosos, Marcos se refiere al municipio de Atizapán de Zaragoza, donde fue asesinada la regidora María de los Ángeles Tames Guerra, el 5 de agosto de 2001, por el exalcalde panista Dice que para poder avanzar en el esclarecimiento del crimen sería necesario buscar pistas “por el lado de las inmobiliarias y las empresas Industrias Resistol y Constructora Frisa” También señala la resistencia surgida en San Andrés Atizapán, donde las autoridades pretenden ampliar una avenida derribando viviendas de lugareños, así como la pretensión del municipio de San Isidro de quitarle su pozo de agua a los pobladores de Loma la Cruz y Clavo de Oro “En Cuautitlán, Izcalli, en la coonia San Juan Atlamilca, la avaricia de los empresarios y autoridades arranca árboles para construir carreteras”, dice En Tlanepantla, critica, los colonos de San Andrés Atenco y Lomas de San Andrés se defienden de la amenaza de ampliar la carretera a costa de sus viviendas Sigue Huixquilucan y Cuajimalpa, cuya pobreza contrasta con Santa Fe, “la ciudad modelo del neoliberalismo”, comenta En su extensa carta, Marcos procede a hablar de La Marquesa, donde fue frenado, gracias a que los indígenas campesinos de la zona alzaron su voz, un proyecto turístico, por lo que pensaban comprarles sus tierras a un peso con setenta centavos el metro cuadrado Sin embargo, la organización de los indígenas otomíes frenó el proyecto No obstante que en la actualidad quieren imponerlo de nueva cuenta “La única forma es organizarnos No podemos quedar pasivos Tenemos que defender nuestra forma de vida, nuestra tierra, nuestra cultura Nos quieren engañar Nos dicen que nos van a dar trabajo, pero como pueblos y comunidades indígenas nos quieren exterminar Ellos lo ven como negocio, nosotros lo vemos como rescate de nuestros pueblos La dignidad del pueblo no se compra con migajas”, cita Marcos Dice que esas palabras las dijeron los indígenas que se organizaron para frenar el proyecto turístico de la Marquesa Después cuenta cómo sucedió la asamblea donde a gritos le dijeron a las autoridades que sus tierras no se venden, y como uno de sus líderes, Javer Peña, solamente se alzó el cuello ante los partidos de que había encabezado la defensa de La Marquesa para convertirse en candidato a diputado suplente por el Partido del Trabajo Posteriormente denuncia problemas de agua en Atlapulco y San Pedro Tlanixco, “frente a la avaricia de la Mercedes Benz” “Esta es la historia que se repite en las comunidades indígenas del Estado de México Es la misma historia de despojos, engaños, corrupción y represión, pero la resistencia ya empieza también a ser historia común para todos estos pueblos “Para todos” se repite la nube”, dice Finalmente, consigna: “¡Ya basta! Ya no creamos en los políticos sino en lo que nosotros podemos hacer Defendamos nuestras tierras y nuestra comunidad” 17/02/03

Comentarios