EU, dispuesto a pasar por encima de la ONU

lunes, 24 de febrero de 2003
En una muestra más de la arrogancia de la Casa Blanca, el secretario de Estado estadunidense, Colin Powell, advirtió que si la resolución que tome la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en las próximas semanas no convence a Estados Unidos, su país encabezará la guerra contra Irak sin el consentimiento del organismo multinacional De acuerdo con el funcionario estadunidense, la resolución de la ONU deberá cumplirse inmediatamente por Bagdad o, en caso contrario, la administración del presidente George W Bush, no tendrá otra opción que la guerra “para terminar con la amenaza del régimen de Saddam Hussein” Durante su estancia en Beijin, la capital de China, en donde sostuvo encuentros con el vicepresidente chino Hu Jintao, y el canciller Tan Jiaxuan, para cabildear su voto en favor de una intervención armada, Powell se refirió a la importancia de que el organismo internacional se muestre firme ante Irak, y agregó que su país cree firmemente que “es tiempo de que Saddam se desarme o se vaya” y de que el Consejo de Seguridad “asuma su responsabilidad si Saddam no lo hace” A pesar de que afirmó que los funcionarios chinos coincidían con él, el funcionario norteamericano reconoció que China difiere de la postura estadunidense Sin embargo, confió en que el país asiático actuará “de la mejor manera” en lo referente a una intervención bélica en Irak Por su parte, el canciller Tang Jiaxuan le recordó que “la mayoría de la comunidad internacional, incluida China, cree que el asunto urgente es continuar la inspección de armas y esclarecer el problema, y no el de adoptar una nueva resolución sobre Irak” China, Francia y Rusia países miembros permanentes del Consejo, podrían vetar a un proyecto de segunda resolución presentada el lunes por Estados Unidos y sus incondicionales, Inglaterra y España, que plantea: desarme inmediato y pacífico, o guerra En referencia al conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte, Powell observó que la intervención de China ha sido muy discreta, aunque podría ser vital para solucionarlo “Estados Unidos y China comparten el objetivo de encontrar una solución pacífica y diplomática a este problema, al que no se le puede tratar sólo como un asunto bilateral entre Estados Unidos y Corea del Norte”, afirmó el funcionario estadunidense Y es que Norcorea --que junto con Irak e Irán, integran el llamado ‘eje del mal’, según definición del belicoso Bush-- advirtió a Estados Unidos que se retiraba del Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares, y que, por tanto, continuaría con sus proyectos de desarrollo de armas de destrucción masiva A pesar de este abierto desafío, Estados Unidos ha mantenido cautela más interesado en consolidar su posición geopolítica en Medio Oriente, con el dominio de territorio iraquí y sus bastas reservas petroleras, que en someter al régimen de Pyongyang A China le conviene un diálogo entre ambas naciones, pues en caso de que exista un conflicto masivo en Norcorea, podría darse un tránsito de norcoreanos a la capital china, afectando su despegue económico 24/02/03

Comentarios