Según Tony Garza, EU no presiona a México acerca de la guerra

martes, 25 de febrero de 2003
México, D F- A pesar de que México “no comparte las propuestas estadunidenses para resolver el conflicto de Irak”, el gobierno del presidente George W Bush no ejerce presión alguna sobre su homólogo mexicano Vicente Fox para que respalde una acción armada en Medio Oriente, aseguró el embajador norteamericano Tony Garza Entrevistado al término de su participación en la inauguración de la LV Reunión Plenaria del Comité Empresarial México-Estados Unidos, a la que también asistió el jefe del Ejecutivo mexicano, el diplomático, dijo que su país “no quiere la guerralo que queremos es que Saddam Hussein cumpla con las promesas que ha hecho ante la Organización de las Naciones Unidas (de desarmarse)” Sin el tono belicista utilizado el viernes, Garza sostuvo que al margen del nulo respaldo a los esfuerzos de Washington por desarmar al régimen de Bagdad, los dos socios comerciales de su país comparten una agenda muy grande, en la que coinciden en puntos fundamentales Puso como ejemplo la manera muy estrecha en que ambas naciones vecinas trabajan en el combate al terrorismo y al tráfico de estupefacientes El pasado viernes, el diplomático deslizó una velada advertencia al resaltar que por ser un miembro importante del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la postura que tome el gobierno del presidente Vicente Fox respecto de la eventual guerra contra Irak “tendrá un impacto de gran alcance y de largo plazo” En esa ocasión, el funcionario norteamericano no tuvo empacho en utilizar cualquier argumento para justificar una invasión armada en Bagdad, al sentenciar que: “al igual que México, todos los países del globo se han convertido en una potencial víctima de grupos terroristas” El lunes el diario norteamericano The New York Times publicó que Bush presionó, vía telefónica, a Fox para que cambiara su postura pacifista en torno al conflicto en Irak El mismo día la Presidencia mexicana confirmó las llamadas del mandatario estadunidense, pero aclaró que fueron parte de una serie de comunicaciones que se habían tenido también con otros presidentes como los de Francia, Gran Bretaña, Rusia y Alemania, entre otros 25/02/03

Comentarios