Persecución contra Fernández, confirma politización de la justicia: PRI

miércoles, 26 de febrero de 2003
México, D F- La arbitraria detención del expresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Eduardo Fernández García, para que supuestamente formalice las acusaciones que vertió contra Vicente Fox, confirma la decisión gubernamental de politizar la justicia y de poner los órganos encargados de procurarla al servicio de intereses partidistas, según el Partido Revolucionario Institucional (PRI) “Si el detenido es responsable de alguna conducta ilícita debe sancionársele, pero de igual forma se debe actuar, con prontitud y eficacia, en el caso de los denunciados (el Ejecutivo federal y la organización Amigos de Fox)”, exigió Carlos Jiménez Macías, vocero del PRI, al fijar la postura de su partido sobre el tema En conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado por el coordinador de Asuntos Jurídicos del Revolucionario Institucional, Miguel Ángel Yunes, el también exdirigente de los burócratas pidió que cese la persecución y descalificación personal de la que es objeto el expresidente de la CNBV, acciones que –dijo- tienen el único objetivo de desacreditar su dicho En tono severo, Jiménez Macías exigió que se respeten las garantías individuales de Fernández García y de las demás personas que son objeto de investigación, como su exsecretario particular, Luis Felipe González Villarreal, por su presunta corresponsabilidad en el delito de violación del secreto bancario Finalmente, tanto el vocero como el coordinador jurídico priistas demandaron que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) siga de oficio la queja que por escrito interpuso el expresidente de la CNBV contra las autoridades judiciales, a quienes acusa de intentar destruir las evidencias que confirmarían que hubo dinero sucio en la campaña presidencial de Vicente Fox 26/02/03

Comentarios