México y Chile piden tiempo para el desarme pacífico de Irak

jueves, 27 de febrero de 2003
Naciones Unidas - Cuando ya se daba por hecho que México apoyaría las intenciones bélicas de Estados Unidos para eliminar al régimen de Saddam Hussein en Irak, el gobierno de Vicente Fox y el del presidente chileno Ricardo Lagos; pusieron un alto temporal a los intereses militares de Washington en Irak al lanzar un reto conjunto a los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para darle una solución pacífica al conflicto armamentista iraquí "Si no hay un punto de acuerdo no seremos participantes de acciones que precipiten una resolución en un sentido u otro (de la guerra o de la ampliación de las inspecciones de armas en Irak)", dijo Gabriel Valdez, representante de Chile ante la ONU En vano fueron las cuatro horas de reunión a puerta cerrada entre los 15 representantes de los países miembros del Consejo de Seguridad, gracias a la sorpresiva posición que adoptaron México y Chile; los dos países representantes de América Latina "La postura es que busquemos al interior del Consejo un consenso que nos permita actuar en la búsqueda de una solución de paz que permita el desarme de Irak El objetivo es el desarme de Irak pero nosotros creemos que se puede alcanzar pacíficamente y que todavía hay vías que explorar para alcanzarlo", declaró Adolfo Aguilar Zinser, representante mexicano en la ONU al término de la sesión de la cual salió muy molesto John D Negroponte el embajador de los Estados Unidos Anteponiendo que "Chile y México están en completa coordinación", Valdez explicó que tras "escuchar a las millones de voces en el mundo que piden la paz", se determinó "apelar" a los cinco países miembros permanentes, China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia, "para definir un proceso efectivo y pacífico para el desarme de Irak" El embajador chileno enfatizó a los poderosos países miembros permanentes del Consejo que "tiene que ser un proceso respetable, legítimo que no divida", pero también reconoció que "no pueden ser eternas las inspecciones de armas en Irak"; por lo cual México y Chile proponen que se defina un "plazo corto" para que la Comisión de Inspección Monitoreo y Verificación (UNMOVIC) de la ONU, pueda hacer todo lo posible por lograr que a través de la vía pacifica se eliminen las supuestas armas de destrucción masiva que tiene Hussein, y que si éste no cumple, entonces se busquen otras alternativas para enfrentar el desacato El Consejo de Seguridad está totalmente dividido: Estados Unidos, Gran Bretaña, España y Bulgaria en favor de la guerra Alemania, Francia, China, Siria y Rusia en contra Mientras que siguen sin definición y apegados a un método de desarme pacifico y multilateral, México, Chile, Angola, Guinea, Pakistán y Camerún El impasse creado por México y Chile en la ONU le dio una oportunidad más a Francia, Alemania, Rusia y China, para insistir y acusar que Estados Unidos busca la guerra por otros intereses Para más molestia de Bush, Aguilar Zinser y Valdez denunciaron que las posturas rígidas de algunos países en el Consejo no están llevando a una solución real y diplomática para el caso de Irak, que además pone en peligro la credibilidad y futuro del Consejo de Seguridad y de las mismas Naciones Unidas "En el contexto de hoy me parece necesario reclamar, como amigos, una actitud que le evite al Consejo cumplir con los deberes que le establece la Carta de las Naciones Unidas", sostuvo Valdez Aguilar Zinser añadió que se le daba la bienvenida a la propuesta de Canadá, de definir al 28 de marzo como plazo para que UNMOVIC termine y amplíe su informe sobre el caso de Irak, a partir del cual se determinaría si el gobierno iraquí incumplió o no con la resolución 1441 que autoriza la búsqueda y destrucción de armas de destrucción masiva "Consideramos que es muy importante que los miembros del Consejo de Seguridad flexibilicemos todas nuestras posturas a efecto de encontrar esa fórmula de consenso que nos permita mantener la paz y continuar con nuestras tareas", dijo el representante de México El descontento con la posición de Bush ya empezó también a crear fracturas al interior del Departamento de Estado, John Brady Kiesling, Consejero Político en la embajada de Estados Unidos en Grecia, renunció a su puesto en protesta por las intenciones bélicas de su país contra Irak e informó que dentro del servicio exterior estadunidense otros de sus colegas están dispuestos a dar por terminados sus servicios en denuncia por la doctrina de guerra que quiere promover la Casa Blanca por el mundo 27/02/03

Comentarios