Confía Bolaños en que con Derbez mejore relación México-Cuba

lunes, 3 de febrero de 2003
México D F- La designación de Luis Ernesto Derbez como nuevo canciller mexicano podría ayudar a descongelar las relaciones entre México y Cuba, confió Jorge Bolaños Suárez, embajador de ese país caribeño acreditado aquí En el marco de la ceremonia del 150 Aniversario del Natalicio del poeta cubano José Martí, realizada en la Cámara de Diputados, el diplomático isleño insistió en que las relaciones entre México y Cuba no tienen el nivel que tuvieron antes ni son las que se merecen los pueblos de los dos países Bolaños Suárez reiteró su disposición a realizar su mejor esfuerzo para contribuir a descongelar las relaciones bilaterales, pero, advirtió, el éxito de esta meta se dará sólo con la voluntad de los gobiernos de los presidentes Vicente Fox Quesada y Fidel Castro Ruz Consideró que la salida de Jorge G Castañeda y la designación de Luis Ernesto Derbez en su reemplazo podría rectificar el camino actual de las relaciones bilaterales, al tiempo que reconoció la “labor y capacidad” mostrada por Derbez en la Secretaría de Economía Por otro lado, anunció que esta semana el gobierno de Fox decidirá si permite que una delegación de médicos cubanos acuda a Chiapas a apoyar “sin ninguna limitación” a la población y evitar más muertes de niños, como las que recientemente han lastimado a los habitantes de ese empobrecido estado del sur mexicano Así mismo, el diplomático cubano mencionó que a pesar de que en el acuerdo migratorio bilateral se está en proceso de pláticas, se están logrando puntos de acuerdo por lo que “podremos avanzar” sin dificultad Mientras Jorge G Castañeda ocupó la titularidad de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Bolaños se negó a emitir juicios sobre su desempeño El excanciller fue constantemente criticado por la oposición mexicana que lo acusaba de someter la política exterior del país a los intereses de Estados Unidos Pero a tres semanas de que tomó posesión de su nuevo cargo, Derbez ha hecho mutis en torno al estado de las relaciones México y Cuba, a pesar de que en diversas ocasiones, Bolaños ha externado su inconformidad por el actual estado de los nexos bilaterales El enfriamiento de las relaciones entre el régimen de La Habana y México iniciaron a finales del gobierno de Ernesto Zedillo y se agudizaron en marzo de 2002 cuando en la Cumbre Antipobreza organizada por la ONU en Monterrey, el presidente Vicente Fox pidió a Fidel Castro limitar su estancia en el evento para no molestar al mandatario estadunidense George Bush La grieta se agrandó cuando en abril de ese mismo año México, apoyó en el seno de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, una resolución de condena a la isla, lo que constituyó un giro de 180 grados en su política de no intervención y autodeterminación de los pueblos Finalmente, en septiembre de ese mismo año, el embajador mexicano en La Habana, Ricardo Pascoe, denunció que Castañeda le prohibió celebrar la Independencia mexicana, bajo el pretexto de que no había recursos para ello, a pesar de que el régimen de Castro había ofrecido su apoyo financiero Más tarde Pascoe fue acusado de “malversación” de fondos, lo que concluyó con su renuncia al cargo, no sin que antes se aclarara que no hubo tal Desde entonces, las relaciones entre ambos países están congeladas 03/02/03

Comentarios