Sin derecho y sin autoridad, cualquier democracia se pervierte: Loyola

miércoles, 5 de febrero de 2003
Querétaro, Qro - En su discurso durante la ceremonia conmemorativa de la promulgación de la Constitución Mexicana –en su aniversario 86- en el Teatro de la República, el gobernador Ignacio Loyola Vera afirmó que “sin Derecho y sin autoridad que lo haga aplicar, cualquier sociedad democrática se pervierte” “Sin Derecho, el pueblo no tiene a qué ni a donde recurrir contra sus propios excesos, locuras o turbulencias, de aquí que se requiera que el Derecho, como principio externo, se aplique para evitar que la democracia se convierta en un desorden tal que haga deseable la solución autoritaria”, expresó ante autoridades locales, delegados y otros invitados a la ceremonia Rota la tradición de que el Presidente de la República o uno de los secretarios del Gabinete federal presidiera este acto en la cuna de la Constitución de 1917, el gobernador panista encabezó por última vez el evento, pues este año habrá elección de gobernador en la entidad Loyola Vera aseguró que durante su mandato no se ha cedido a presiones políticas que buscan “acumular presión para actuar impunemente fuera de la ley, y no buscar soluciones jurídicas, sino voluntad política, así entre comillas, de quienes somos encargados de aplicar la ley y conservar el Estado de Derecho” “Hoy dejo constancia de que la administración que encabezo rompió la continuidad de la costumbre de la no aplicación de la ley, su simulación o la discrecionalidad en su aplicación No ha sido una tarea fácil, pero hoy por hoy podemos asegurar que en Querétaro se aplica la ley con el elemento de generalidad que la conforma Es decir, se aplica para todos” El mandatario insistió en referir que “no se ha cedido a las presiones políticas, ni a las presiones de aquéllos que mediante marchas, mantas o discursos mediáticos han pretendido excluirse del marco legal vigente… Su aplicación no es producto de caprichos; todos aquellos que se colocan en los supuestos de la ley, debemos estar sujetos a ella” Citando a Rousseau –“en la democracia se confunden el súbdito y el soberano, de aquí que baste erigirse como el pueblo para adquirir legitimidad y librarse de todo límite o medida”-, Ignacio Loyola señaló que la tolerancia y la aceptación de “los excesos del pueblo” constituyeron “el inicio de sistemas totalitarios” Añadió que en esta entidad no hay espacio ya para quienes “pretenden vivir a la sombra de los privilegios” y que en este tiempo electoral –en que también se renovarán los 18 ayuntamientos y el Congreso local- no habrá excepciones en la aplicación de la ley “En este tiempo electoral, afloran los debates y las pasiones políticas, propios de toda democracia Sin embargo, en ningún momento esto implica un estado de excepción en la aplicación de la ley… rechazamos a todos aquellos que pretenden violar la ley o lucrar con ella para su beneficio personal o partidista”05/02/03

Comentarios