Reitera Texas: le tiene sin cuidado el fallo de la CIJ

jueves, 6 de febrero de 2003
México, D F- El fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que ordena a Estados Unidos desistirse de ejecutar a tres mexicanos condenados a la pena de muerte, porque no se respetaron sus derechos consulares cuando fueron recluidos y sentenciados, no afecta en nada la situación de los presos, reiteró el gobernador de Texas, Rick Perry El miércoles, la CIJ ordenó a Estados Unidos la suspensión de la ejecución de sólo tres de los 51 mexicanos condenados a muerte, mientras el principal órgano judicial de la Organización de las Naciones Unidas decide si los sentenciados tuvieron o no acceso a la protección que les otorga la Convención de Viena Los 15 magistrados integrantes de la CIJ acordaron que los presos a quienes se les suspenda la pena de muerte son: Roberto Fierro Reyna, Roberto Moreno Ramos y Osvaldo Torres Aguilera, cuya fecha de ejecución aún no estaba determinada Los dos primeros están presos en Texas El juez presidente del tribunal, Gilbert Guillaume avaló al gobierno de Vicente Fox que en días pasados demandó la suspensión de las sentencias ante la CIJ, argumentando que la ejecución de los mexicanos sería una pérdida irreparable de sus derechos consulares, pues estos no se les respetaron cuando fueron sentenciados a muerte La sentencia de la CIJ sólo resuelve las medidas precautorias en favor de tres de los 51 mexicanos sobre los que pesa esa condena Queda pendiente la decisión judicial sobre si Estados Unidos violó o no las garantías de los mexicanos condenados a muerte A principios de enero, el presidente Vicente Fox presentó una queja ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en contra de Estados Unidos por la presunta violación de la Convención de Viena, sobre derechos consulares en la detención y sentencia de 54 mexicanos condenados a muerte El 17 de enero, el gobierno de Illinois indultó a tres mexicanos, por lo que la demanda de Fox se enfocó a los 51 casos restantes 06/02/03

Comentarios