Ya no es redituable asumirse antijuarista, considera Monsiváis

jueves, 20 de marzo de 2003
México, D F (apro)- El escritor Carlos Monsiváis afirmó el miércoles que “no es redituable o sostenible, desde el punto de vista ético, intelectual, político, constitucional, ser antijuarista en los albores del siglo XXI” Dijo: “Desconocer, repudiar o negar a Juárez en el 2003, significa profesar el anacronismo que es garantía de ignorancia y amor al pensamiento único y mínimo” También lo es, añadió, “favorecer devotamente la ley del más fuerte; aplaudir al país poderoso que invade e intenta destruir al país débil; santificar el prejuicio; exigir educación religiosa en las escuelas públicas; admitir todavía hoy la persecución por motivos de creencias, y suponer realizable el regreso de la sociedad a la edad de oro del sometimiento a la autoridad emanada de Dios con todo y certificado de origen” Monsiváis habló durante el coloquio “Actualidad de Juárez; encuentro conmemorativo”, que se realiza en el Palacio de Minería, donde historiadores, catedráticos y representantes partidistas advirtieron que, “ante el ascenso de los fundamentalismos que han llevado a los pueblos a las guerras más sangrientas, es preciso preservar valores como el laicismo y la tolerancia” Añadieron que, ante la inminente guerra contra Irak, “el pensamiento juarista recobra vigencia y actualidad” Miguel Marín Bosch, exfuncionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dijo que “la guerra contra Irak es ilegal, con o sin el aval de Naciones Unidas” Propuso que el gobierno mexicano presente un proyecto de resolución al Consejo de Seguridad, mediante el cual se declare ilegal el uso de la fuerza por Estados Unidos Marín Bosch elogió la decisión del gobierno mexicano “de distanciarse de la postura de Estados Unidos para impulsar una guerra contra Irak”, y dijo que lo ocurrido en el Consejo de Seguridad, y la inminente conflagración bélica, “han servido para comprender mejor las intenciones hegemónicas de la administración Bush, el funcionamiento de la ONU y la relación de Estados Unidos y México” Por su parte, Roberto Blancarte, profesor de El Colegio de México, aseguró que hoy cobra vigencia el pensamiento de Juárez frente a la situación en Medio Oriente Explicó que, “en la actualidad, los grupos conservadores de México han tratado de romper la separación entre Estado e Iglesia”, y dijo que un ejemplo de ello es una versión preliminar del Reglamento de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, que “pretende abrir la puerta para eliminar la disposición que prohíbe a las autoridades municipales, estatales y federales asistir con carácter oficial a cualquier ceremonia religiosa” Blancarte sostuvo que “la idea de un Estado laico se construyó poco a poco, a medida que la intransigencia, los conflictos, las rebeliones y las guerras hicieron ver a los liberales que la mejor manera de garantizar la libertad de cultos era llegar a una perfecta separación entre los negocios eclesiásticos y los del Estado” A su vez, Fernando Zertuche, secretario ejecutivo del Instituto Federal Electoral (IFE), dijo que “la secularización de la sociedad, que debemos preservar para ser libres verdaderamente, aún convierte a Benito Juárez en un contemporáneo esencial” Zertuche destacó la obra juarista “de demolición del orden colonial, de fundación de un Estado independiente y de una nación soberana y libre, así como la definitiva supremacía del poder civil, con lo que se transforma la vida cotidiana de los mexicanos y las posibilidades de su destino colectivo” En vísperas del 197 aniversario del natalicio de Benito Juárez, Zertuche recordó que aquél y sus colaboradores “recurrieron al extremo de la reforma total; revolucionaron instituciones, destruyeron lastres y lápidas coloniales” En su turno, Patricia Galeana, profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, señaló que, “frente al acoso de la potencia hegemónica del régimen global, la soberanía nacional se encuentra nuevamente a prueba “De ahí la actualidad del pensamiento de Juárez, prócer de la Patria, quien señaló que el primer deber de la República es el mantenimiento de la independencia”, añadió Y explicó que “los pueblos no pueden construir su identidad nacional a partir de su presente, ignorando el pasado que los ha constituido, a riesgo de dejar de existir como nación autónoma” La exdirectora del Archivo General de la Nación (AGN) recordó además lo dicho por Juárez: “Tengamos fe en la justicia de nuestra causa; tengamos fe en nuestros propios esfuerzos, y unidos salvaremos a nuestra patria” Añadió “Ciertamente, esos ideales parecen hoy un sueño, pero a lo largo de la historia de la humanidad han sido las utopías las que han movido la parte más noble del espíritu humano Recordemos que Juárez pudo realizar la suya” Dijo además que, “ante el ascenso de los fundamentalismos que a lo largo de la historia de la humanidad han llevado a los pueblos a las guerras más sangrientas, hoy es preciso preservar al laicismo como derecho humano inalienable, y la tolerancia como el valor supremo de la democracia, tal como lo señalaba Juárez” Al respecto, Manuel Jiménez Guzmán, presidente de la Comisión Nacional de Registro Partidario del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, dijo que traer a Juárez al siglo XXI “es lograr que en el México contemporáneo se incorpore el concepto laico a la República” Agregó: “El laicismo no es antirreligiosidad Por el contrario, respeta y salvaguarda todas las creencias de la gente, sobre todo en el tercer milenio, el cual debe significarse por el respeto a la diversidad y a la pluralidad en toda su extensión” Jiménez Guzmán dijo apoyar la idea de que la definición de laico sea insertada, mediante reformas constitucionales, a los artículos 40 y 115 de la Constitución del país, “donde se especifica que México es una república representativa, democrática y federal, y que las entidades federativas adoptarán para su régimen interior la forma de gobierno republicano, representativo y popular, respectivamente” Por su parte, José Angel Pescador Osuna, consejero técnico del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación, consideró que, al igual que en 1867, en materia de educación, “hoy tenemos que estar muy atentos frente a los embates silenciosos y formas disfrazadas de participación” Advirtió: “Cuidado con que sea el sindicato el que defina la política educativa y, sobre todo, cuando lo hace acompañado de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) Porque, como en el siglo XIX, actualmente hay grupos que desean reducir la responsabilidad pública y acrecentar la presencia de intereses que quieren ponerle límite, cuando no desaparecer, la educación laica” Añadió que “precisamente por ello debemos insistir en la defensa de la escuela pública, laica y gratuita en todos sus niveles, con los atributos establecidos en la Constitución de 1917 y, sobre todo, con las nuevas características que le imponen los tiempos actuales, a fin de que sea compensatoria de calidad, entendida ésta por eficiente, equitativa, pertinente y que incorpore la preocupación permanente por la equidad” 19/03/03

Comentarios