Propone GB que Hussein pueda seguir gobernando Irak, si cumple

jueves, 6 de marzo de 2003
En contradicción a la insistencia del presidente de Estados Unidos, George W Bush, de derrocar a Saddam Hussein, el secretario de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Jack Straw, anunció que su país hará modificaciones a la iniciativa de resolución presentada el 27 de febrero --junto con la Unión Americana y España--, que permitirían que el actual mandatario iraquí permanezca en el poder si acepta su desarme total Si bien reconoció que “en un mundo idealquisiéramos ver un gobierno diferente al frente de Irak”, el diplomático inglés recordó que el objetivo de la resolución 1441 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, es garantizar el desarme total de Irak: “Eso y sólo eso” En ese sentido, Straw indicó que el gobierno británico desde un principio planteó que el proyecto de resolución estaba abierto a modificaciones, por lo que el Reino Unido está dispuesto a enmendar la iniciativa en el seno del Consejo de Seguridad, pero sólo “si es para mejorarlo” Por otro lado, Straw se refirió a la propuesta planteada por el gobierno de Canadá, en la que propone un plazo perentorio para que Hussein acate las determinaciones de Hans Blix, jefe de inspectores de armas enviados por la ONU a Irak, las cuales estarán previamente enlistadas en un documento La propuesta, dijo, “es constructiva” en el sentido de que fija metas y plazos para que el gobierno iraquí demuestre que realmente se ha desarmado Sin embargo, aunque indicó que la propuesta de Canadá se está tomando en cuenta, Straw consideró que es necesario tener presente la situación real, y recordó que en su informe pasado, Blix planteaba una actitud negativa por parte de Irak, por lo que si disminuye la presión contra el país, las inspecciones correrían el riesgo de volver a quedar congeladas, como sucedió en 1998 En referencia a las recientes declaraciones del jefe de inspectores en el sentido de que la destrucción de los misiles Al Samuod II muestran una buena disposición por parte del gobierno iraquí, el diplomático británico desestimó esas acciones y consideró que son pocos los avances en ese país que se ha mostrado “renuente” a cumplir con sus obligaciones “de fondo” En incontables ocasiones, Bush y su gabinete han manifestado que uno de los principales intereses de intervenir en Irak es derrocar al gobierno del “tirano” Saddam Hussein, toda vez, que, sostiene, es un peligro para la paz mundial Incluso, se atrevió a afirmar que gran parte de la población iraquí estaría complacida de que el dictador fuera depuesto, a pesar de que numerosas manifestaciones en ese país han evidenciado el apoyo con el que cuenta el presidente entre su pueblo 06/03/03

Comentarios