Pedirá AMLO a la SCJN que siga de cerca el caso de "La Mexicana"

jueves, 24 de abril de 2003
*“Estoy en huelga de pleitos”, dice en respuesta a advertencias de Fernández de Cevallos México, D F- Luego de que el senador panista Diego Fernández de Cevallos retó al jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, a sostener las acusaciones en el sentido de que litiga un juicio contra la administración local por la expropiación de un terreno, el político perredista anunció que enviará a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una carta para denunciar ese asunto “Hoy voy a enviar una carta al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Azuela, para pedirle su intervención como presidente de la Suprema Corte y como presidente de la Judicatura y observe los procesos jurídicos que se están llevando a cabo en beneficio del interés general, dado que presumimos, como dirían los abogados, que existen irregularidades, que existen anomalías”, detalló Y es que de acuerdo con el político tabasqueño, en este, como en muchos litigios, algunos funcionarios públicos o legisladores con conocimientos en leyes fungen como abogados en alguna demanda y usan sus influencias para ganarlo En su tradicional conferencia de prensa matutina, que esta vez se tornó un poco ríspida por la insistencia de los reporteros a preguntarle sobre Fernández de Cevallos y sus vínculos al caso de “La Mexicana” , López Obrador comentó que no quiere pelearse con el legislador panista “desde el Gobierno de la Ciudad No lo hago con el Presidente, no lo hago casi con nadie y menos en esta temporada; estoy en huelga de pleitos” En la sala de prensa “Francisco Zarco” del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, resaltó que el envío de dicha misiva está relacionada con el juicio de amparo que ganó la parte demandante y perjudicó a la delegación Cuajimalpa, lo que no debió ser, pero fue debido a “que se utilizan argucias legales para ir demorando el proceso, alargando el proceso y hasta ahora no hay una solución definitiva” Antes de la reunión del Gabinete de Gobierno y Seguridad, López Obrador consideró que no podrá haber justicia mientras siga actuando la gente de manera corrupta que “es la causa principal de la desigualdad social y de la desigualdad económica” Por esa razón pidió a la Corte que intervenga y “por eso también estamos haciendo público este asunto y otros, para que conjuntamente se dé un acompañamiento y todos sepamos cuál es el comportamiento de las autoridades del Poder Judicial, de manera respetuosa, sin presionar a nadie Se trata nada más de defender el interés general ante prácticas de influyentismo y de otro tipo que siempre han perjudicado al Gobierno de la ciudad y a los intereses generales” Así mismo, reiteró la necesidad de legislar para terminar con el influyentismo y con la mezcolanza de negocios privados y públicos, para que diputados, senadores, o funcionarios, no litiguen, no utilicen sus influencias para defender a particulares en contra del interés general, porque “una cosa son los negocios privados y otra cosa los negocios públicos” Como ejemplo de sus afirmaciones, recordó que al principio de su gestión se hizo un descuento de las participaciones federales a los gobiernos estatales, incluido el Distrito Federal, porque se devolvió el IVA a tres empresas, una de las cuales recibió alrededor de tres mil millones de pesos, pues en uno de los juicios que se sostuvieron para aclarar la entrega del dinero, intervinieron diputados y senadores que fungieron como abogados de las empresas También mencionó el caso del senador panista Fauzi Hamdan que fue abogado de la empresa Eumex que tiene publicidad diseminada por la ciudad, por lo que no pagaba nada Se refirió también al expresidente Ernesto Zedillo, quien en su gestión privatizó los ferrocarriles y actualmente asesora a una de las empresas trasnacionales que los compró y eso, añadió, “no se puede permitir” “Entonces, independientemente de los dimes y diretes hay que sacar algo positivo de esto y yo voy a hacer un llamado y voy a enviar también una carta a los representantes del Senado y de la Cámara de Diputados para que se toque el tema que amerita una decisión urgente, para terminar ya con este tipo de influyentismo, nada de influyentismo”, anticipó En particular, de Diego Fernández de Cevallos no quiso hablar, aunque recordó que el senador panista ha dicho que no tiene problemas ni impedimentos legales para ejercer su profesión de abogado paralela a la de legislador “No es posible el influyentismo y no es posible que mediante este tipo de argucias legales se beneficie a particulares y hay muchísimos pretextos La política es un imperativo ético y no es un asunto nada más jurídico, es un asunto fundamentalmente moral”, insistió A pregunta expresa sobre si tiene pruebas para acusar a Fernández de Cevallos de tráfico de influencias, López Obrador afirmó que sí las tiene, pero no las dará a conocer “porque no quiero entrar en una polémica sobre este asunto, por el cargo que desempeño y porque tengo otras ocupaciones Pero sí tengo elementos” “Es influyentismo y desde luego corrupción, es evidente que hay tráfico de influencias, en el caso, por ejemplo, de estos juicios de devolución del IVA, cuántos juicios hay en el Poder Judicial y de repente salen estos tres juicios y Hacienda recorta las participaciones federales por 10 mil millones de pesos, esto no es nada más así, de despachos de abogados de la Plaza de Santo Domingo”, reiteró 24/04/03

Comentarios