Firman el Acuerdo Nacional para el Campo

lunes, 28 de abril de 2003
*Se creó una política de Estado para dignificar al campo, dice Fox *Usabiaga recibe una rechifla de los campesinos México, D F-La firma del Acuerdo Nacional para el Campo –considerada por las organizaciones campesinas que lo avalaron como el inicio de una buena negociación, más no algo contundente— es para el presidente Vicente Fox, la creación de una política de Estado encaminada a dignificar al campo Este acuerdo es el inicio que el campo necesitaba para comenzar a ser competitivo y equitativo en su desarrollo integral, dijo Fox, tras encabezar la firma de este pacto con el que “demostramos que sabemos reconocer prioridades y ante el entorno económico internacional difícil, en el umbral de una contienda electoral, podemos ver más allá de la coyuntura” En Palacio Nacional, ante representantes campesinos y de los tres Poderes de la Unión, consideró que el Acuerdo Nacional para el Campo es el primer paso para comenzar a resarcir la deuda histórica del gobierno para con los campesinos y mejorar el nivel de vida de los trabajadores rurales Al respecto, el secretario de Gobernación, Santiago Creel, hizo un llamado a las partes a unirse para saldar la deuda de México con los hombres y mujeres del campo En su discurso, el encargado de la política interna del país, comentó que con lo anterior queda demostrado “que somos capaces de entendernos mediante el diálogo libre, abierto y sincero y quienes dijeron que iba a quedar con palabras huecas que eran buenas intenciones y que sólo era para guardar las apariencias, afortunadamente se equivocaron” El acto protocolario en Palacio Nacional quedó marcado por la rechifla de campesinos hacia el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Javier Usabiaga Esta no es la primera vez que abuchean al funcionario de Estado, que es criticado por la falta de apoyo de la dependencia a su cargo al campo y sus necesidades “¡Ya vete Usabiaga! ¡Ya vete!”, le gritaron Además de Creel y Usabiaga, también asistieron al acto el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Armando Salinas Torre y los gobernadores de Hidalgo, Tlaxcala, Colima, Morelos y Michoacán Del lado campesino: José Narro Céspedes, representante de “El Campo no aguanta más”; Alfonso Ramírez Cuellar, dirigente de “El Barzón”; Heladio Ramírez López, de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y Julián Orozco, presidente de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales Con la firma de este acuerdo terminan poco menos de cuatro meses de negociaciones entre campesinos y autoridades para ayudar al agro nacional y avalar su desarrollo, mismo que ha ido mermando con el paso de los años, debido a que los anteriores gobiernos priistas veían al campo como una forma de apuntalarse en las preferencias electorales El Acuerdo Nacional para el Campo reconoce al sector como una sociedad rural donde se desarrollan las agriculturas campesinas e indígena Sus patrimonios son elementos imprescindibles para la nación por lo que su soberanía, desarrollo y viabilidad son importantes Por eso, este pacto reconoce el principio de paridad, es decir, que la población urbana y la rural tienen los mismos derechos humanos, ciudadanos, económicos, sociales y culturales Además, otorgará recursos multianuales que previamente deberán ser aprobados por el Congreso de la Unión, pues se derivarán del presupuesto anual destinado al gobierno federal en turno 28/04/03

Comentarios