Se congratula Creel por el Acuerdo Nacional para el Campo

lunes, 28 de abril de 2003
México, D F- El Acuerdo Nacional para el Campo “une voluntades para saldar la deuda que tiene México hacia las mujeres y los hombres del campo”, manifestó el secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, quien calificó el acontecimiento como un acto digno del México moderno y democrático En la ceremonia de firma del acuerdo, luego de que los campesinos advirtieron al gobierno que el documento era apenas el principio de todas las medidas que se deben tomar para rescatar al campo mexicano, el funcionario manifestó que “todos hemos puesto en primer lugar los intereses de la nación, y hemos además comprometido nuestra palabra “A esta palabra no se la llevará el viento, está sembrada en el Acuerdo Nacional para el Campo, que hoy suscribimos delante y de cara a la nación, aquí con todos ustedes”, abundó En el proceso de estructuración del acuerdo, dijo Creel, se tuvieron que superar pronósticos adversos y una competencia política intensa con miras a las próximas elecciones Sin embargo, el documento “demuestra que somos capaces del entendimiento mediante el diálogo libre, abierto y sincero “Quienes pensaron que iba a quedar en palabras huecas, que eran buenas intenciones y sólo eran para guardar apariencias, afortunadamente se equivocaron”, dijo Creel, quien consideró que esta es una experiencia de la que “todos debemos aprender para avanzar en nuestros acuerdos”, que se habrán de traducir en las reformas del Estado, estructurales y sociales que requiere el país Reiterando las bondades del diálogo entre el gobierno y la sociedad, Creel indicó que en el país “labramos con el diálogo, cultivamos con la confianza y cosechamos con los acuerdos que benefician a las mayorías” En ese sentido, el funcionario advirtió que a partir de esta experiencia de diálogo, nadie tendrá justificación para quebrantar la ley con el fin de hacerse escuchar, ni de actuar fuera del marco de las instituciones o de tomar el camino de la violencia con afanes justicieros Y recordó que es la suma de voluntades, el concierto de las inteligencias y la sincera disposición de encontrar coincidencias, así como en el rechazo a la violencia y en el camino fértil a la legalidad, donde reside “nuestra fortaleza” y la capacidad para llegar a acuerdos Finalmente, se refirió a las comunidades agrícolas como sustento de la nación De los campesinos dijo: “la tierra es su historia, pues de su labranza surgen las raíces más profundas” En el campo mexicano, prosiguió, se encuentran nuestras primeras formas de organización social y productiva y es a la vez, base para un desarrollo con equidad y justicia 28/04/03

Comentarios