Desangelado acto el de la firma del Acuerdo para el Campo

martes, 29 de abril de 2003
México, D F (apro)- Lo que para el presidente Vicente Fox fue un “hecho histórico”, para las organizaciones agrarias la firma del Acuerdo Nacional para el Campo es apenas el inicio de un cambio estructural del gobierno federal en materia agropecuaria En este sentido, la mayoría de los dirigentes que firmaron, entre ellos la CNC y la coalición de organizaciones “El campo no aguanta más”, demandaron la revisión del capítulo agrario del Acuerdo de Libre Comercio para América del Norte, y advirtieron que no se pueden echar campanas al vuelo si no se efectúa esto Incluso advirtieron al gobierno que este pacto inicial para transformar productivamente al campo no debe ser usado con fines electorales El acto realizado en las instalaciones de Palacio Nacional se había anunciado magno, con asientos para mil 500 asistentes de los 12 mil que participaron en las mesas de trabajo los últimos tres meses, pero no fue así Uno de los salones acondicionado quedó vacío completamente; un tercio de las gradas instaladas en el patio central no fue ocupado, y seis de los gobernadores no asistieron, entre ellos el jefe de Gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador Tampoco fue lo pacífico que se esperaba El secretario de Agricultura, Javier Usabiaga, fue repudiado por una fuerte rechifla y gritos de “fuera, fuera”, que el funcionario trató de tomar con gracia al contestar: “Muchas gracias por las porras”, lo cual fue nuevamente rechazado por una gritería de los miembros de la CNC Al acto no llegaron los grandes contingentes que los guardias del Estado Mayor Presidencial esperaban con un fuerte dispositivo de seguridad en el Zócalo capitalino Al contrario, los espacios tuvieron que ser llenados con los trabajadores de Palacio Nacional y por algunos reporteros que, huyendo del sol matutino, fueron invitados a ocupar las sillas vacías En el inicio del acto, el secretario de Gobernación, Santiago Creel, destacó que este acuerdo demostraba que “somos capaces del entendimiento mediante el diálogo libre, abierto y sincero” Luego de afirmar que la firma del acuerdo era la respuesta contra quienes pensaron que las mesas de diálogo “iban a quedar solamente en palabras huecas”, en buenas intenciones o sólo para guardar las “buenas apariencias”, aseveró que es también un rechazo a la violencia “A partir de hoy nadie tendrá justificación para quebrantar la ley con el fin de hacerse escuchar; nadie tendrá el pretexto para actuar fuera del marco de las instituciones, y nadie tendrá razón para tomar el camino de la violencia con afanes justicieros”, sostuvo el responsable de la política interna Dijo, además, que para lograr este acuerdo para el campo se superaron pronósticos adversos, las discrepancias, el desánimo y el escepticismo Por su parte, el presidente Vicente Fox apuntó: “Sustituimos las tensiones, los desencuentros, las tentaciones por el descrédito, el envilecimiento de la política, por el acuerdo que abre el camino a un nuevo modo de hacer política” Consideró que la firma del Acuerdo Nacional para el Campo significa “una nueva etapa de la consolidación democrática, basada en la promoción del diálogo para evitar que las diferencias en el campo se diriman por la vía de confrontación” Sin mencionar la exigencia de las organizaciones campesinas de revisar el capítulo agrario del Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, el presidente Fox anunció que se aplicarán todos los mecanismos de defensa establecidos en las leyes correspondientes, para reducir el efecto de las asimetrías que causan los apoyos y subsidios en el exterior sobre los productores y productos nacionales, sobre todo maíz blanco y frijol Destacó que el acuerdo demuestra un reconocimiento a las prioridades de este gobierno “ante un entorno económico internacional difícil, en el umbral de una contienda electoral” Según Fox, este lunes fue “un día histórico” para el campo mexicano, pues con la firma del acuerdo se inicia una nueva etapa de enfrentar los problemas “a través de una política de Estado que permita su desarrollo integral” Además, aseguró que dicho acuerdo “es imprescindible para edificar una sociedad rural nueva, justa, productiva y sustentable” Antes de que Fox hablara, le tocó el turno al secretario de Agricultura, Javier Usabiaga, que desde que se escuchó su nombre en los altavoces, los campesinos invitados le chiflaron y gritaron “fuera, fuera” Las protestas continuaron a lo largo de su discurso, en el cual destacó la preocupación que existe entre los productores agrícolas mexicanos sobre la desventaja de competencia con sus contrapartes de Estados Unidos y Canadá en la producción y venta de maíz blanco y frijol “El gran reto está en sanear y mejorar los procesos productivos y comerciales, para hacer estos cultivos rentables, competitivos y defendibles ante los embates internacionales”, afirmó Por parte de la coalición de agrupaciones “El campo no aguanta más”, Carlos Ramos Alba advirtió que este acuerdo es “limitado”, pues no contiene el alcance y las expectativas de un verdadero cambio estructural demandado por los campesinos y la sociedad mexicana “Para nosotros el documento que hoy firmamos no es el acuerdo nacional para el campo, aunque así se llame, es un documento para iniciar un proceso que nos permita consolidar los resultados hasta hoy consensuados y construir las condiciones adecuadas para alcanzar nuestras propuestas programáticas no incluidas, como son: la soberanía y seguridad alimentaria, la revisión profunda del capítulo agropecuario del TLCAN y otros acuerdos como el ALCA”, indicó Ramos Alba Destacó que es necesario modificar el artículo 27 constitucional para garantizar y proteger la propiedad social de la tierra, el cumplimiento de los acuerdos de San Andrés en materia de derechos y cultura indígenas, una ley de amnistía para los líderes campesinos con órdenes de aprensión o que se encuentran encarcelados Por su parte, Rafael Galindo Jaime, del Congreso Agrario Permanente (CAP), aclaró que el apoyo a este acuerdo no significa el abandono de la lucha campesina, ya que hay muchos temas pendientes En tanto, Alfonso Ramírez Cuellar, representante de “El Barzón” y sobre quien pesan recientes órdenes de aprehensión por daños a la Cámara de Diputados, exigió a Fox iniciar las consultas con Estados Unidos y Canadá sobre el capítulo agrario del TLC, y también a la Organización Mundial de Comercio (OMC), para “erradicar los enormes e irracionales subsidios a la exportación y las prácticas de abuso de las grandes potencias agrícolas internacionales” Ramírez Cuéllar, uno de los candidatos del PRD a la Cámara de Diputados, al terminar de hablar no saludó a Fox como se acostumbra en los actos oficiales, pero antes de retirarse advirtió que el Estado no puede rehuir a sus responsabilidades sociales para fomentar la producción agrícola Mientras que el dirigente de la agrupación priista CNC, Heladio Ramírez, aclaró que el acuerdo firmado sólo podrá consolidarse si se le da fuerza jurídica, y para ello se requiere del apoyo del Congreso de la Unión Al acto asistieron los dirigentes del PRD, Rosario Robles; de Convergencia Democrática, Dante Delgado; del PAN, Luis Felipe Bravo Mena; la secretaria general del PRI, Elba Esther Gordillo, aunque se notó la ausencia del coordinador del PAN en el Senado, Diego Fernández de Cevallos, quien las últimas semanas ha tenido enfrentamientos con el presidente 28/04/03

Comentarios