Realizan en Guanajuato marcha silenciosa por la paz

jueves, 3 de abril de 2003
Guanajuato, Gto (apro)- En una manifestación considerada sin precedentes, más de dos mil estudiantes, maestros, amas de casa, niños y activistas participaron aquí en una marcha silenciosa por la paz y en repudio a la invasión de Estados Unidos a Irak, organizada por alumnos de diversas facultades de la Universidad de Guanajuato Los alumnos y, en general, la sociedad local, exigieron al Gobierno de México y al representante de nuestro país en la Organización de las Naciones Unidas, Adolfo Aguilar Zinser, un pronunciamiento enérgico y su intervención para que se ponga fin a la guerra en Irak “Que el gobierno mexicano siga con su postura pacifista; está obligado constitucionalmente, y que el representante mexicano ejerza su cargo de presidente del Consejo de seguridad de la ONU con la responsabilidad y los principios de justicia en los que cree el pueblo de México Las presiones de Estados Unidos no son un secreto, pero tenemos la esperanza de que México hará un buen papel como mediador diplomático en este conflicto”, pidió Arturo Carpio, alumno de la licenciatura en administración pública de la universidad estatal La marcha inició en el edificio central de la Universidad, hizo un alto en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas, y luego tomó rumbo por la avenida principal de esta ciudad hasta el monumento a la Paz inaugurado por el presidente Porfirio Díaz en 1903, ubicado frente a la basílica Ahí los estudiantes y maestros de facultades como Filosofía, Letras e Historia, Matemáticas, Derecho, Administración Pública, Química, Música, la preparatoria oficial y también de la Normal Superior, colocaron velas alrededor del monumento y las dejaron encendidas En la marcha se pudieron apreciar mantas y letreros de todo tipo: “Paren el genocidio”; “Qué vergüenza, sr Bush”; “Bush, cochino, fascista y asesino”, mientras se escuchaban gritos como “Bush, cobarde, Bagdad está que arde” y “No a la guerra” Ya de nuevo en las escalinatas del edificio central de la Universidad, representantes de las escuelas y facultades pidieron en principio un pronunciamiento oficial de parte de las autoridades de esta institución La manifestación fue calificada como sin precedente y como muy significativa en presencia de los normalmente pasivos y hasta apáticos integrantes de la comunidad universitaria, cuya última (de las escasas) movilización se registró hace ya varios años, cuando se incrementaron los aranceles para ingresar a la institución, con una población estudiantil cercana a los 20 mil alumnos y más de 2 mil maestros, sin contar con las escuelas incorporadas “Nos habíamos visto lentos y eso es a nivel nacional En el Distrito Federal las movilizaciones son bien escasas Parece que en México estamos poco sensibilizados, en comparación con España, en el mismo Estados Unidos, donde ha habido tantas protestas El espíritu Castañeda nos está pegando fuerte”, expresó el investigador en ciencias sociales Luis Miguel Rionda Mario Morfín, alumno de la Facultad de Matemáticas, abrió las intervenciones de los estudiantes con estas palabras: “Nos están regresando al siglo XIX; hace apenas algunos años que parecía que el siglo XX sería diferente, pero hoy nos damos cuenta de que al menos en Estados Unidos no han aprendido nada; tenemos medios de comunicación social globales, pero la censura es como en los peores momentos del siglo XIX Hay bombas inteligentes, pero con líderes incompetentes, fanáticos y estúpidos” Afirmó que “como mexicanos, debemos aprovechar que nuestro país cuenta con una silla en el Consejo de seguridad de la ONU; es cierto que la ONU ha sido debilitada, pero es hora de fortalecerla, alzar la voz por la justicia Las actuaciones de nuestro país en la ONU han sido siempre por la paz y el derecho internacional, es hora de continuar con esta tradición Los exhorto a presionar a nuestro gobierno para que continúe con su postura pacifista” Otros sugirieron apoyar el boicot al consumo de productos de origen estadunidense, británicos y españoles Al final de las intervenciones, se proyectaron imágenes de Irak y de los civiles heridos en esta guerra Fernanda López, de la preparatoria oficial, leyó ante el micrófono el mensaje escrito en una pancarta: “El hombre no es ángel ni bestia, pero cuando la quiere hacer de ángel, la hace de bestia” Vino un minuto de silencio por las víctimas de la guerra, y después un exhorto a fomentar la paz que fue traducido al inglés, francés, alemán, japonés y árabe, este último a cargo de un iraquí radicado en esta ciudad, quien envió “un saludo a nombre de todos los iraquíes” 02/04/03

Comentarios