Rechaza Presidencia condicionar el acuerdo migratorio con EU

lunes, 12 de mayo de 2003
México, D F- “De ninguna manera” se negociará un acuerdo migratorio con Estrados Unidos a cambio de privatizar Pemex, aseguró la Presidencia de la República, tres días después de que legisladores republicanos estadunidenses acordaron que “cualquier acuerdo sobre los temas de migración entre Estados Unidos y México deberá incluir también un acuerdo para abrir Pemex a inversiones de empresas petroleras” del vecino país “La Presidencia de la República manifiesta que la negociación de un acuerdo migratorio entre Estados Unidos y México ha sido una prioridad desde el inicio del gobierno del presidente Vicente Fox Quesada, pero de ninguna manera se aceptará condicionar dicho acuerdo a cambio de la apertura de Petróleos Mexicanos a inversiones extranjeras”, apuntó Después de que 24 legisladores republicanos miembros de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos condicionaron el acuerdo migratorio a la entrada de capitales norteamericanos a las inversiones de Pemex, la Presidencia sostuvo que no negociará este el pacto en materia de migración porque la privatización de Pemex nunca se ha contemplado “Hemos señalado en múltiples ocasiones que en este gobierno no se privatizará ni se venderá Pemex Reiteramos una vez más nuestro compromiso”, resaltó el gobierno federal mediante un comunicado El sábado, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que impedirá que se hipoteque el petróleo a los estadunidenses, porque es un recurso natural del pueblo, de la nación Por eso, añadió, “no permitiremos su privatización ni tampoco de la industria eléctrica” Por su lado, senadores priistas y perredistas cuestionaron el “cinismo” de los congresistas estadunidenses Rosario Robles, presidenta nacional del PRD exigió a Fox “fajarse los pantalones” en la lucha por defender el petróleo Así mismo, el Partido Acción Nacional (PAN), en voz de su dirigente nacional, Luis Felipe Bravo Mena, calificó de “improcedente, irreal, imprudente, inviable e intransitable” la propuesta, misma que, aclaró, “sólo es la propuesta de un legislador, no la expresión del gobierno estadunidense” 11/05/03

Comentarios