Aumentar las penas no frena la delincuencia, asegura CDHDF

jueves, 15 de mayo de 2003
México, D F (apro)- El incrementar las penas no es una medida que pueda resolver los problemas sociales que generan los altos índices de delincuencia En todo caso es un asunto de eficacia en la aplicación de la ley, afirmó el profesor Emilio Alvarez Icaza, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) En abierto rechazo a la pretensión de disminuir los índices delictivos, incrementando las penas o incluso reduciendo la edad penal, el ombudsman capitalino sostuvo que el principio fundamental o el desafío que se tiene es el respeto a la legalidad Según Alvarez Icaza, el tema más importante o el desafío sustantivo en esta materia en la ciudad, es el tema de la impunidad “Creo que tenemos que lograr una eficacia en el respeto a la ley Ese camino no sólo es el más idóneo, sino que fortalece nuestras propias instituciones”, dijo El titular de la CDHDF sostuvo que en México y en el extranjero está demostrado que incrementar las penas no es una medida para resolver el problema social o para contener la delincuencia, es un asunto de eficacia en la aplicación de la ley Pero más aún, no sólo es de eficacia de la norma Al final de cuentas, agregó, si no se detiene a la gente, si no se sanciona a la gente, si se manda el mensaje de que el delito sí paga, a través de no castigar a quien nos afecta como sociedad, ese es el problema sustantivo El problema, sostuvo, es que se están buscando soluciones más hacia las consecuencias que hacia las causas La reducción de la edad penal tampoco contribuye a la solución del problema, enfatizó Para el titular de la CDHDF, hay que ver la problemática desde una perspectiva integral “A mí me parece en esa lógica, en ese orden de ideas, muy pertinentes las iniciativas que está haciendo el gobierno de la ciudad, en materia de programas sociales, en materia de prevención con un grupo de 300 jóvenes que son promotores en zonas de expulsión de delincuentes Pero los esfuerzos que se realizan en materia de modificaciones de la ley parecen caminar en el sentido contrario, parece estarse buscando mandar mensajes que no modifican las situaciones de origen” El sentido es, entonces, vayamos fortaleciendo el principio de legalidad y el principio de eficacia en la aplicación de la norma Alvarez Icaza insistió en que no es un principio donde la delincuencia se vaya a contener, porque ahora, en lugar de dos, los vayan a detener cuatro años No es un cálculo racional “Los delincuentes no se levantan a las siete de la mañana y dicen: “Muy bien, hoy en lugar de condenarme cuatro años me van a condenar ocho, entonces ya no robo”, ese no es el mensaje El mensaje que estamos mandando es a través de una ineficacia en la aplicación de la norma “Si de cada cien delitos que se denuncian sólo cinco terminan siendo sentenciados o procesados, como demuestran muchos estudios, entonces, el mensaje que se manda es: el crimen sí paga, no importa ni la pena ni la edad”, puntualizó 14/05/03

Comentarios