El SUTGDF busca la "confrontación política" con el GDF: Encinas

miércoles, 21 de mayo de 2003
* Lamentablemente no se puede confiar en la dirigencia, sostiene México, D F- El Sindicato Único de Trabajadores del Distrito Federal (SUTDF) insiste en buscar la “confrontación política” con el gobierno capitalino, pero “no vamos a aceptar los chantajes y las presiones, no vamos a dar marcha atrás en estas demandas que desde nuestro punto de vista son desmedidas, ajenas a la capacidad económica de la ciudad, y a la posibilidad de tener una relación laboral sana”, estableció el secretario de Gobierno de la administración de López Obrador, Alejandro Encinas “Nosotros insistimos en la disposición del Gobierno de la ciudad a mantener una relación bilateral, institucional, y por supuesto nada fuera de ello va a ser atendido por más marchas que se realicen Entonces, pedimos comprensión a la ciudadanía, la gobernabilidad tiene que darse en la ciudad, no se va a dar con el uso de la fuerza pública, no va a ser el instrumento con el cual nosotros garanticemos la gobernabilidad de la ciudad, pero tampoco vamos a permitir la acción impune o las agresiones por parte de miembros del sindicato, eso es lo que tengo que decir”, comentó Así mismo, consideró que el SUTDF, de manera deliberada, trata de desquiciar el tránsito a fin de buscar mecanismos de descrédito del gobierno capitalino “Lamentablemente no se puede confiar en la palabra de los dirigentes sindicales, quienes ofrecieron a la opinión pública, prácticamente en todos los medios, que hoy no se iban a realizar marchas y de nueva cuenta convocan a ellas”, criticó “Los servicios que presta la ciudad siguen operando en su totalidad de manera regular y sin ningún entorpecimiento Las afectaciones que han tenido estas movilizaciones, como ustedes mismos lo han señalado, es la afectación vial que ha dañado, sin lugar a dudas, la vida cotidiana y los intereses de los habitantes del Distrito Federal”, apuntó Encinas puso en evidencia por qué el gobierno capitalino considera este problema meramente político, más no laboral, al leer un párrafo de un oficio enviado por José Medel Ibarra, a nombre del sindicato, el 28 de abril, en el que rechaza “la compactación de las prestaciones al salario, pero dadas las precarias condiciones económicas de nuestros representados aceptamos de momento la propuesta del Jefe de Gobierno del 7 por ciento de incremento salarial”, aunque pedían diez por ciento de aumento El 6 de mayo, el gobierno de la ciudad pagó el incremento salarial retroactivo al 1 de enero, por lo que es inaceptable que pidan otro aumento El funcionario capitalino también condenó la agresión contra reporteros por parte de los guardaespaldas de Medel cuando intentaron entrevistar al dirigente de ese sindicato En ese tenor, resaltó que “no vamos a tolerar ese tipo de agresiones ni a los medios de comunicación, ni a ningún ciudadano” De ese modo, lanzó un llamado a la dirigencia sindical a actuar con responsabilidad y apego a la ley, porque “cualquier acto de agresión o daño a persona o patrimonio será sancionado severamente por la vía de carácter penal” López Obrador descaró también aceptar a algún partido político como interlocutor del problema con el sindicato, “aunque estén politizando” En ese sentido, hizo un reconocimiento a los trabajadores del gobierno de la ciudad que “no están esquiroleando ni subordinados al gobierno, sino que, por decisión propia, han decidido cumplir con su función social” Sobre los comentarios del delegado especial del PRI en el Distrito Federal, Florentino Castro, respecto al problema entre el gobierno y su sindicato, Encinas le pidió que “mejor apoye y ayude a resolver el problema en lugar de seguirlo alentando” 21/05/03

Comentarios