Critican legisladores al embajador de EU en México, Tony Garza

viernes, 30 de mayo de 2003
México, D F- A unas horas de que el embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, aseguró que primero está la seguridad de EU, después el acuerdo migratorio y pidió al gobierno mexicano que deje de “hacerse la víctima” respecto a este asunto, diputados y senadores priistas lo criticaron, y tras asegurar que el pueblo mexicano es muy digno, lo acusaron de ser “irrespetuoso” con el presidente Vicente Fox y buscar “la confrontación” entre ambos países La presidenta de la Sección para Asia de la Comisión de Relaciones Exteriores, Dulce María Sauri Riancho, consideró que son los estaunidenses los que caen “en la retórica”, aunque reconoció que algunos funcionarios mexicanos “del actual gobierno” han hecho declaraciones que se podrían interpretar como dijo Garza, pero eso no representa el sentir del pueblo mexicano “Espero que eso lo distinga claramente el embajador”, resaltó Para los diputados priistas, panistas y perredistas es necesario “tomar la palabra al embajador y entrar en una nueva etapa en las relaciones bilaterales, en la que no existan ni víctimas ni victimarios” Mañuel Añorve, legislador del Partido Revolucionario Institucional sostuvo que las relaciones entre ambos países ya “están rotas”, pero pese a que Fox no es de sus filas, “tiene el respaldo de todos los mexicanos”, y por eso no se puede aceptar que Garza sea irrespetuoso con el Ejecutivo “Sabemos que las diferencias entre ambos países son históricas, pero no se puede aceptar que el embajador, en lugar de tender puentes de comunicación entre los gobiernos, venga de irrespetuoso y busque la confrontación”, apuntó Para el diputado perredista Sergio Acosta la intención de Garza al emitir esas declaraciones es “ser más norteamericano que George Bush”, presidente de los estadunidenses, pues el que descienda de mexicanos no quiere decir que esté de parte de los mexicanos Al contrario, “sus intereses están con Estados Unidos”, resaltó, al tiempo que consideró que lo anterior aclara las dudas sobre si el vecino país quiere un acuerdo migratorio con México y por lo visto, añadió, “no quiere” El diputado panista Tarcisio Navarrete dijo, por su parte, que esta coyuntura es una buena oportunidad para que México inicie una nueva etapa de relaciones con su país vecino sin que prive el sometimiento 29/05/03

Comentarios