Descarta Rodríguez Barrera cisma al interior del PRI

jueves, 8 de mayo de 2003
Campeche, Cam (apro)- Rafael Rodríguez Barrera, coordinador de la fracción priista en la Cámara de Diputados, aceptó que su partido entró en una etapa difícil desde que perdió la Presidencia de la República, en 2000, pero rechazó que haya un cisma al interior Consideró que las dificultades del PRI son superables, e insistió en que el PRI “no se deshizo, por el contrario, continúa creciendo y ganando elecciones” a pesar de la derrota que sufrió en el 2000 El también exgobernador campechano, cuyo hijo, Oscar Rodríguez Cabrera, resultó favorecido en la cuestionada lista de candidatos a diputados federales por la vía plurinominal que elaboraron Roberto Madrazo Pintado y Elba Esther Gordillo, reconoció que por ese motivo el PRI atraviesa momentos “difíciles”, pero argumentó que las críticas de los mismos priistas hacia este proceso interno “son parte de la democracia” Apuntó que en estos tiempos de efervescencia política es normal la inconformidad de la militancia en todos los institutos políticos, que en ocasiones terminan con su separación del partido, pero insistió que en el PRI no hay rupturas, lo que se pondrá de manifiesto el próximo 6 de julio y en las próximas elecciones presidenciales Argumentó que la pérdida de la Presidencia afectó al PRI, porque el jefe del Ejecutivo “es el hombre más avanzado que puede tener un partido, por ser factor de unidad y de coordinación política” pero, mientras tanto, añadió, “el PRI trabaja para consolidarse como una oposición responsable, y en asumir el liderazgo a su interior para unificar al mismo partido, sobre todo en estos momentos de efervescencia política” 07/05/03

Comentarios