La CEM, por reformar la Constitución para participar en política

lunes, 2 de junio de 2003
*”O todos coludos o todos rabones”: Norberto Rivera México, D F- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) avaló con la publicación de una carta dirigida a los tres poderes de la Unión, la exigencia del canónigo José Raúl Soto Vázquez, de presentar una controversia constitucional para modificar el artículo 130 de la Constitución que prohíbe a los ministros de culto participar en política Difundida en su página web, la CEM hace una nota aclaratoria en la que afirma que no se trata de una nota oficial de ese organismo, ni de su secretaría general Señala que la nota obedece a “una iniciativa personal del Sr Canónigo Raúl Soto quien la público en un diario de circulación nacional y que la Secretaría General de la CEM la publica en su sitio web por ser un tema de interés y de actualidad” “Es extraño que todo mundo tenga la libertad de opinar menos la Iglesia y los ministros de culto” reclamó Soto a través de un manifiesto de ocho puntos que envió al presidente Vicente Fox y a los presidentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión y que avala la CEM al publicarla en su página Internet Basada en la declaración de la ONU que data del 16 de enero de 1962, sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones, la carta enviada a los tres poderes de la Unión señala: “Los pactos internacionales obligan a los Estados firmantes a modificar las leyes que vayan en contra de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y Documentos subsecuentes, por lo que México tiene la obligación ética-jurídica de adecuar toda su legislación y hacerla coincidir con la D U D H (Declaración Universal de Derechos Humanos)” Argumenta que el artículo primero de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos prohíbe toda discriminación por cualquier motivo, incluido el religioso: “Es por eso –agrega—que debe incluirse una controversia constitucional para corregir entre otros, el artículo 130 y hacerlo congruente con lo que postula el artículo primero” El inciso “E” del 130 constitucional establece que: “los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna” y eso es, precisamente, lo que pretende eliminar la Iglesia Soto Vázquez reprocha en su manifiesto que en un principio --refiriéndose a las reformas que emprendió el expresidente, Carlos Salinas de Gortari, en 1992—“el nuevo artículo 130 era solamente el primer paso, de los cambios en la legislación eclesiástica; en espera de perfeccionar el texto y llegar a una legislación definitiva” Cita luego al presidente Vicente Fox en torno a sus afirmaciones en el sentido de que en su gobierno no va a sofocar la libertad de expresión, incluso en caso de calumnia, por lo que “es extraño que todo mundo tenga la libertad de opinar menos la Iglesia y los ministros de culto “Es tan violento que solamente la Iglesia no pueda exigir justicia, sea vilipendiada con fondos federales y tenga que callar siempre para no ofender los delicados oídos del poder y los partidos Muchos se alimentan todavía de los eternos prejuicios creados a través de ciento cincuenta años de mentiras”, sentencia el documento En el manifiesto enviado a los tres poderes de la nación, el Canónigo apoya la defensa hacia los obispos que se han pronunciado por no votar por aquellos partidos que abanderen el derecho al aborto, la unión entre homosexuales y el uso del condón como es el caso de México Posible “Aquí no se trata de contenidos, todos tenemos derecho en último término, según la democracia, a estar en el error Se trata de un juego democrático, esto es, el derecho de pensar, creer, opinar y propagar nuestro pensamiento, aunque sea erróneo mientras no se violen los derechos humanos “Todos los partidos, corporaciones e individuos tienen el derecho de entrar en el juego democrático del país”, insiste En el último punto del documento, escrito por Soto Vázquez y difundido por la CEM, se lanza con todo contra el consejero presidente del Instituto Federal Electoral, José Woldenberg, quien “ha dicho que la fe debe de estar separada de la política; tal vez quiso decir que la Iglesia debe estar separada del Estado Afirmar lo primero es aberrante, es tanto como decir que deben estar escindidos la razón y la voluntad, esto se llama en medicina, esquizofrenia” Por su parte, el cardenal Norberto Rivera Carrera, atizó la polémica al señalar que “en una sociedad como la mexicana no se puede proclamar la libertad de expresión, la libertad religiosa para algunos y para los demás una ley mordaza, no sería una ley justa: o todos coludos o todos rabones” 02/06/03

Comentarios