Suman casi mil 500 los conflictos entre poderes

sábado, 28 de junio de 2003
México, D F (apro)- Olga Sánchez Cordero, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dijo hoy que, de enero de 1995 a febrero de este año, se han presentado mil 490 conflictos entre órganos de gobierno y poderes del Estado Al dictar la conferencia “El Poder Judicial en tiempos de cambio”, en la Facultad de Derecho de la UNAM, Sánchez Cordero afirmó que “cualquiera de los dos extremos –“la judicialización de la política o la politización de la justicia”-- no son deseables en un sistema democrático” Agregó: “El punto medio entre ambos sólo se alcanza si el sistema judicial ofrece condiciones que favorezcan equilibrio entre poderes, para impedir la actuación arbitraria del Estado” Explicó que “el Poder Judicial ha venido jugando un destacado papel no sólo como motor del cambio, sino también –de manera importante– como freno, no del cambio, sino de los excesos del autoritarismo que aún priva en muchos de los campos en que nos movemos” Sánchez Cordero dijo que “el derecho es el motor del cambio, pues sin él la economía, la política, la administración pública, son cuestiones amorfas; sin él, las frases son huecas, las acciones del gobierno inútiles y la promoción de ellas, estéril” Aseguró que “el cambio también radica en socializar a los ciudadanos en el conocimiento del derecho, pues sin esa permeabilidad social de las leyes, las personas no conocen las instituciones jurídicas ni políticas y, por consecuencia, esa distorsión lleva a un mayor incumplimiento de la ley” La ministra de la SCJN dijo que el Poder Judicial de la Federación “interviene en el rumbo del cambio de México, particularmente al resolver las controversias constitucionales, pues en ellas se equilibra la ya de por sí difícil relación entre derecho y política” Señaló que, “como resultado de las reformas constitucionales de diciembre de 1994, que dotaron al Poder Judicial de la Federación de nuevas atribuciones y estructura, las controversias constitucionales adquirieron mayor auge “De esta forma, de enero de 1995 –cuando entró en vigor la reforma– a febrero del 2003, se presentaron 673 controversias constitucionales, 178 acciones de inconstitucionalidad y sus respectivos 639 recursos, lo que hace un total de mil 490 asuntos” Afirmó: “Debido a esta reforma, la Suprema Corte se perfila cada vez más como un tribunal constitucional o garante de la Constitución y, sobre todo, como el árbitro jurisdiccional que dirime conflictos antes no resueltos por esa vía “De esta manera –agregó-- la Corte ha ampliado las posibilidades de impugnación, vía la controversia constitucional, a casi todo tipo de normas jurídicas y actos, y de hecho se discute si podrían llegar a comprenderse, incluso, las omisiones de las autoridades” Al respecto, Sánchez Cordero señaló que “el cambio radical experimentado por la Suprema Corte, la ha convertido en una especie de ´fiel de la balanza´ en la nueva relación entre poderes, pues actualmente busca limitarlos y asegurar la libertad individual” En su opinión, “la expansión del Poder Judicial es un proceso irreversible en todas las democracias modernas, por lo que se debe comenzar a pensar en las condiciones de control por si hubiera alguna consecuencia negativa de la judicialización” Expresó: “Una democracia con un Poder Judicial fuerte, es sencillamente, una democracia más fuerte, porque los derechos de los ciudadanos están mejor tutelados Pero una democracia con todos los poderes que la componen fuertes, es funcional “La justicia, por lo tanto, constituye la base de un orden social duradero y es el único medio para alcanzar verdaderamente una estabilidad democrática”, finalizó 27/06/03

Comentarios