Reconoce PRD incapacidad para ser primera o segunda fuerza política

martes, 1 de julio de 2003
México, D F- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) no está en condiciones de alcanzar el primer o segundo lugar en la preferencia del electorado, reconoció el secretario general de ese partido político, Carlos Navarrete, quien señaló que la meta de su partido en estas elecciones será consolidarse como tercera fuerza política del país De acuerdo con el perredista, la disputa por el mayor porcentaje de la votación se dará entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el de Acción Nacional (PAN), quienes buscarán tener entre el 34 y el 37 por ciento de la votación este 6 de julio Aunque, con base en los comicios de 2000, cuando consiguieron 37 y 38 por ciento, se prevé que los dos partidos sólo suban un punto porcentual En cambio, observó Navarrete, si el PRD sube dos o tres puntos porcentuales, y además pasamos de 54 diputados a cerca de cien, será el partido que más avance tenga en la legislatura”, además de que “consolidará una posición de tercera fuerza, pero en crecimiento, y con un estancamiento en el crecimiento del PAN y el PRI, nos quedan condiciones para enfrentar la siguiente etapa” De este modo, el perredista señaló que la meta de su partido es lograr por lo menos 20 por ciento del total de votos para elegir a los 500 diputados de la próxima legislatura Por otro lado, refirió que su partido tiene como propuesta reducir la brecha entre ricos y pobres en el país, y buscar un cambio en el modelo económico, concretar las reformas eléctrica, laboral y energética, pero que cuenten con un verdadero sentido social que beneficie a todos En este sentido, Navarrete advirtió que “no hay democracia que aguante demasiado tiempo si la brecha entre ricos y pobres se va abriendo cada vez más, porque la democracia puede terminar siendo un producto suntuario para muchos mexicanos que consideren que no vale la pena ni la alternancia cuando su situación no mejora” Por ello, reiteró que su partido quiere estar cerca de la gente y de sus preocupaciones y atender prioridades como las del empleo, mejorar las condiciones de vida de los adultos mayores, de las madres solteras y de los jóvenes Por otro lado, el perredista rechazó las críticas que ha recibido la dirigencia en cuanto a su meta de ganar al menos 20 por ciento de la votación federal, ya que algunos consideran que es poco ambiciosa, y advirtió que el partido no ha abandonado sus principios, sólo que ha dejando de ser un partido opositor para transformarse en uno político, por lo que su estructura ha tenido que modificarse Hay quienes añoran un partido de mucha pelea, y piensan que ahora el PRD está muy “light”, pero aclaró que se trata de un síntoma de crecimiento y de sentido de responsabilidad En este sentido, sostuvo que el PRD es un partido “más maduro, más de pantalones largos, un partido que a sus 14 años ya es moderado y debe serlo; los ímpetus juveniles para que no se vaya a mal interpretar, como sinónimo de un partido solamente peleonero, crítico, opositor, sino en el sentido de la madurez de un partido que disiente y sabe” 01/07/03

Comentarios